Un incendio calcina una nave ganadera en Valer tras permanecer activo varias horas

El siniestro, presuntamente intencionado, destruye pacas de cereal l Los bomberos evitan la propagación al edificio anexo, refugio de cientos de ovejas

 11:36  
Un bombero lucha contra las llamas en el interior de la nave.
Un bombero lucha contra las llamas en el interior de la nave. Foto Ch. S.

CHANY SEBASTIÁN La nave de un ganadero de ovino de la localidad de Valer de Aliste, perteneciente al municipio de Gallegos del Río, quedó ayer totalmente calcinada por las llamas de un incendio muy virulento. La rápida actuación de los efectivos del parque comarcal de Bomberos Voluntarios de «Tierras de Aliste» evitó que las llamas se propagaran a una construcción que albergaba cientos de ovejas, corderos y marones de la raza autóctona castellana. Todos los indicios apuntan a que se trata de un fuego provocado.
Alrededor de las diez de la noche del lunes, un vecino que pasaba con el coche por las inmediaciones fue el que vio las llamas y dio aviso al ganadero y a los bomberos, que se personaron en el lugar junto a efectivos de la Guardia Civil del puesto de Fonfría de Aliste.
El fragor de las llamas fue tan grande que los bomberos se centraron en evitar su propagación a la nave colindante, donde se encontraban las ovejas paridas y corderos. Fueron tan altas las temperaturas alcanzadas, que se reventaron las paredes exteriores y se caldearon tanto las vigas de hierro, al rojo vivo, que dieron con la techumbre en el suelo. Parte de las paredes cayeron al camino asfaltado, lo que obligó a cerrar al tráfico la conexión de Valer con Puercas y Abejera, ya que aunque llovía, las pacas (paquetes de entre 150 y 200 kilos cada una) se mantuvieron ardiendo toda la noche y durante el día.
La explotación ganadera se sitúa en el paraje campestre de «Pradera Redonda», a menos de un kilómetro del casco urbano. Por una parte colinda con dicha zona verde, y por la otra con «Valdechaves», más concretamente con el camino asfaltado del Plan de Ordenación de Explotaciones «Sayago-Aliste» que comunica Valer con Puercas y Abejera de Tábara.
La explotación ganadera que ha sido fruto de las llamas se divide en dos plantas. En una se guardaban las pacas de forraje de avena para todo el otoño y el invierno. Todo apunta a que el fuego fue presuntamente provocado a través de las puertas metálicas que dan al camino asfaltado. De hecho, en la nave sólo había alpacas y no existían ni cables eléctricos ni maquinaria.
Vecinos de Valer mostraban ayer su total apoyo a la familia de ganaderos, a la vez que condenaban enérgicamente el «acto vandálico» y calificaban de «auténtico delincuente» a quien provocase el incendio. Por ello, esperan que la Guardia Civil localice cuanto antes al pirómano para que «pague por el daño que ha hecho». La familia afectada por el incendio es muy querida en el pueblo y fuera de él por ser una de las que ha mantenido viva las trashumancia entre Aliste y las sierras de la Alta Sanabria desde San Pedro (29 de junio) hasta «La Natividad» (8 de septiembre).
Su rebaño de pura sangre de raza castellana fue el protagonista en 1990 de la película «Los Churreros de Aliste» del naturalista Luis Miguel Domínguez Mencía, sobre los últimos Nómadas Ibéricos.

Enlaces recomendados: Premios Cine