Sanabria

El PP sube la tasa del agua, que el PSOE cifra en 70 euros más por casa

Tensión en un pleno al que asistieron numerosos vecinos de los anejos

 10:09  
Pleno celebrado en abril del año pasado en Galende. A la izquierda, Jesús Villasante.
Pleno celebrado en abril del año pasado en Galende. A la izquierda, Jesús Villasante.   Foto A. S.

ARACELI SAAVEDRA
En un pleno tenso y al que asistieron numerosos vecinos de los anejos de San Martín de Castañeda, Vigo y Ribadelago, el grupo Popular de Galende aprobó la modificación de la tasa de agua, alcantarillado y depuración. El alcalde popular, Jesús Villasante, justificó la aprobación de las tasas en la necesidad de sufragar la prestación de los servicios al no disponer la Alcaldía de recursos, debido a los recortes de las subvenciones del resto de administraciones. El alcalde aseguró que «a raíz del plan de ajuste hay una deuda que hay que saldar, y es lógico que se paguen impuestos». Una deuda que como precisó el alcalde «es de 2,2 millones de euros, y que no es una deuda corrosiva que no se pueda pagar». Acusó al PSOE de hacer una oposición interesada donde «sigo criticando las formas, porque se puede hacer oposición con propuestas y sugerencias, pero sin alaracas. Esto es un circo y ni yo, ni mis concejales participamos de eso».

En cuanto a la cuantía de esos impuestos «es similar a la que se pagan en otros ayuntamientos». Recordó que durante 18 años no se han pagado impuestos porque el Ayuntamiento de Galende con sus propios fondos hacía frente al coste de los servicios. La tasa de abastecimiento, que aglutina además saneamiento y depuración entrará en vigor a partir de 2013.

El portavoz del PSOE, José Manuel Chimento Lois, acusó al alcalde de «arruinar al Ayuntamiento y de obligar a este paso a cerrar y derribar casas y negocios» con una subida de impuestos «brutal», a la que numerosos vecinos «no podrán hacer frente, porque hay personas con pensiones de 400 euros y familias con dificultades económicas, algunas que ya no pueden pagar ni el recibo de la luz». Un vecino de Ribadelago se presentó al pleno con sendas botellas de agua recogidas del abastecimiento público que no presentaban buen aspecto.

La subida generalizada de impuestos es para el grupo socialista «la consecuencia de 18 años de una gestión nefasta, donde no se han cobrado impuestos y donde no se sabe dónde ha ido a parar el dinero de este ayuntamiento». Para Chimeno los gravámenes, solo en abastecimiento y depuración, suponen «entre 60 y 70 euros adicionales para una vivienda normalita». La política de cobro generalizado «obligará al menos a derribar casas, las viviendas heredadas de los abuelos que no están habitadas y que no se espera que nadie vaya a vivir a ellas». El PSOE censuró que a este paso «el alcalde va a cerrar los negocios de El Puente y terminará con la feria de los lunes». En estos 18 años se podía haber llevado una política racional y progresiva «para cobrar impuestos como el resto de ayuntamientos, y no una subida de todos los impuestos».

Esta política del PP de incrementar los tributos «es como consecuencia del estado ruinoso del ayuntamiento y la necesidad de pagar el plan Montoro a costa de los ciudadanos». La oposición acusó grupo de Gobierno de que «solo quieren el dinero» y mientras no se presta el servicio, como en Pedrazales «donde las aguas residuales salen de la fosa al monte sin depurar». El grupo socialista pidió el aplazamiento del Pleno al no poder estudiar las más de 50 páginas del reglamento del servicio municipal de abastecimiento, petición que fue denegada. El portavoz del PSOE interpondrá una denuncia de carácter personal contra el concejal de Galende, Ángel Vidal Rodríguez, porque en la sesión le acusó de realizar unas pintadas en la fachada del Ayuntamiento «y no estoy dispuesto a consentir que se me acuse de nada, que venga un perito caligráfico y que examine las pintadas».

Enlaces recomendados: Premios Cine