EN DIRECTO:

Iberdrola convierte el laboratorio hidráulico de Muelas en un Museo de la Electricidad

La compañía también construirá un Aula de la Energía en un centro que fue un hito en el estudio de aliviaderos

 19:56  
Iberdrola convierte el laboratorio hidráulico  de Muelas en un Museo de la Electricidad
Iberdrola convierte el laboratorio hidráulico de Muelas en un Museo de la Electricidad  

J. A. GARCÍA Iberdrola está sometiendo el ilustrativo y formativo laboratorio de hidráulica de Muelas del Pan a una importante remodelación para reconvertirlo en un Museo de la Electricidad y un Aula de la Energía.
Los responsables de la compañía eléctrica, presidida por el salmantino Ignacio Sánchez Galán, han decidido revitalizar el que fuera un centro paradigmático del análisis y estudio del impetuoso poder del agua para que siga cumpliendo una relevante función didáctica. El sector y el mundo eléctrico devino, el pasado siglo, en una memorable «conquista energética del oeste zamorano-salamantino» desde la década de 1930 a 1970, con la construcción de las impresionantes presas de Ricobayo, Villalcampo, Castro, Saucelle, Aldeadávila y Almendra.
El laboratorio de hidráulica de Iberdrola, venido a menos en los últimos años, marcó todo un hito durante la construcción de las grandes presas hidroeléctricas por la investigación en el diseño y funcionamiento de los aliviaderos, de cuya eficacia en la evacuación de las grandes avenidas de agua -imposibles de turbinar- dependía no sólo la seguridad de la presa, sino las fabulosas inversiones destinadas a los centros de producción. Es de resaltar que más del 35% de las presas rotas lo fueron por el mal funcionamiento de los aliviaderos.
El laboratorio de Muelas acogió en su interior un plantel de modelos de presas, construidos a escala reducida, que sirvieron para estudiar con rigurosa precisión la potencia y la disipación de la energía de los extraordinarios excedentes de agua que había que evacuar del embalse, sin demora, y derivar, sin ningún daño, río abajo de la presa.
La Eléctrica está procediendo a la demolición de vetustos y anticuados modelos ya inválidos e inutilizados, que han dejado de ofrecer interés alguno, pero mantendrá en pie «los más representativos», como es el caso del referido a Ricobayo. Este ejemplo constituye un hito de la historia hidroeléctrica por cuanto que Ricobayo exprimió al máximo el cacumen de los ingenieros hasta lograr detener las funestas demoliciones de las avenidas del Esla al pie del muro. La Ingeniería y la Naturaleza midieron sus fuerzas y compitieron en Ricobayo como en ningún otro lugar ibérico, y lo hicieron sin contemplaciones durante treinta años, hasta que el ingenio (unos dientes de cemento situados al final de aliviadero) consiguió frenar la destrucción del agua que, en cada crecida, devoraba la montaña.
La denominada «Cazuela», de cien metros de profundidad y tallada a la vera del mismo centro, es la memorable huella dejada por una predación fluvial que hizo temer lo peor a los ingenieros que, en su día, apostaron por implantar en el Esla la presa, el embalse y la generación de kilovatios más sobresaliente de Europa.
Iberdrola acondicionará, además, un Museo de la Electricidad, «dotado con piezas antiguas que se hallan repartidas por las diferentes centrales» que jalonan el aprovechamiento de los ríos, muy particularmente el Duero. Los interesados tomarán conciencia del paso de los tiempos «a través de los diferentes elementos utilizados en la generación, transporte y distribución de la energía».
También está previsto adecuar una especie de Aula de la Energía, «dirigida a estudiantes». En ella se ofrecerán las distintas formas de obtener energía. Diferentes maquetas mostrarán los sistemas y tecnologías capaces de generar energía, «tanto hidráulica, como eólica, como solar o mecánica» según precisan fuentes de la compañía.
La actuación se completará con un Aula de Conferencias, donde los asistentes o participantes tomarán conciencia de la gesta que supuso la construcción de la grandiosa presa de Ricobayo, y de otras cuestiones propias del sector.
En la década de 1930 un entusiasta grupo de ingenieros y miles de obreros entregaron lo mejor de si mismos para levantar un dique en la cuenca del Esla y asentar una central de generación que sobrecogió y, a la postre, asombró a la sociedad. Prueban la relevancia de obra el rango de los visitantes, entre quienes destacan el rey Alfonso XIII, presidentes de Gobierno y lo más granado del mundo industrial, empresarial, financiero y universitario. Por el laboratorio de hidráulica han pasado no sólo ingenieros y técnicos del sector, también profesores, alumnos y políticos de toda ideología que han coincidido en la admiración de la obra y su naturaleza.
Los visitantes del renovado centro tendrán oportunidad de contemplar esta conquista fluvial asomándose al escenario de la profunda hoya desde un mirador que pone a la vista un complejo que fue mucho más que una obra civil, pues Ricobayo fue un atrevimiento, un reto y una meta que dio paso al maratón de presas y centrales que hoy día conforman la mayúscula configuración del sistema Duero. La magnitud de las obras y la experiencia adquirida con semejante trayectoria elevaría a los ingenieros de Saltos del Duero, luego Iberdrola, a la elite y envidia de los profesionales, con la particularidad de que aquellos hombres forjaron una franca comunión con el mundo rural de los ámbitos del Esla y de Arribes del Duero, donde dejaron grandes dosis de su adrenalina.
Desde Iberdrola se apunta también que «se baraja la posibilidad de poder visitar el parque eólico Valdelanave», de Muelas.

Iberdrdola también tiene sopesado «difundir la posibilidad de visitar esta muestra de la generación eléctrica a través de internet». Hasta la fecha, las visitas tenían una concertación más selectiva o venían impulsadas «por el boca a boca» de quienes conocían este lugar y quedaban sorprendidos ante los hechos y los sorprendentes episodios que marcaron el rumbo y los destinos del sector hidroeléctrico durante la fase constructiva de sus presas.
Universidades, Escuelas Técnicas y Oficiales, Administraciones y cúpulas empresarias y políticas de todo rango tomaron interés por el Laboratorio de Hidráulica de Iberdrola, y luego por el Centro de Operaciones de Cuenta, hasta el punto de incluirlo en una meca de sus deseos. Geólogos y responsables de las compañía eléctricas de países que han buscado el desarrollo socioeconómico con la puesta en marcha de presas hidroeléctricas se han desplazado hasta Muelas del Pan para profundizar en sus referencias, conscientes de que Iberdrola llegó a la excelencia constructiva superando pruebas y obstáculos mayúsculos.
Las previsiones de la compañía eléctrica, según precisan fuentes de la misma, es que la remodelación y la puesta a punto están concluidas «para el segundo semestre del presente año».
La nueva remodelación servirá para ofrecer una explicación con métodos y sistemas más actualizados que el puntero sobre unas fotografías o dibujos y las explicaciones a viva voz.
El Laboratorio de Hidráulica se remonta al año 1943, y nació «como una necesidad de dar solución» a los serios problemas que acompañaban al aliviadero del salto de Ricobayo. El pabellón cubierto, con un área de 1.800 metros cuadrados, más otros 3.000 al aire libre, acogían un sistema fluvial que funcionaba, en circuito cerrado, con un caudal de 650 litros por segundo. Aunque el centro fue implantado para satisfacer los cometidos de la empresa, terminó cumpliendo compromisos externos, de presas construidas en otros países y en otros continentes.
Los aliviaderos levantados a escala reducida mostraban a los presentes los fueros de los desagües exigidos por las grandes crecidas que acompañan a las fuertes tormentas o deshielos, y de este modo reparaban en los efectos o pérdidas de energía que sufrían las avenidas en las construcciones reales levantadas sobre los cursos fluviales. Aliviaderos escalonados o con finales al alza daban fe de que en Muelas la hidráulica fue tomada como una disciplina capital. Para mayor revelación, a veces incluso se soltaban las aguas coloreadas.
Es de resaltar que la evacuación más o menos violenta de enormes caudales de agua a través de los aliviaderos de las presas hidroeléctricas es uno de los fenómenos hídricos de mayor espectáculo, y Zamora cuenta con las presas apropiadas para asombrar a las personas con sus sobresalientes desagües.
Todo aliviadero tiene su personalidad, configurada por las dimensiones, la altura y la capacidad de evacuación, de modo que los vertidos saltan de los embalses curso abajo de los ríos provocando un espectáculo atronador y emocionante. Ricobayo tiene sus válvulas de escape, con el impresionante cuenco como un prueba fehaciente del poder de las aguas, Villalcampo y Castro los suyos armados a presa, Aldeadávila un aliviadero capaz de acoger una circulación de más de diez millones de litros de agua por segundo, Almendra un canalizo al vacío que despierta todos los interrogantes... Cuando las tormentas se desatan estas obras llevan consigo la razón y eficiencia del Laboratorio de Hidráulica.

  HEMEROTECA
  Santísima Resurrección Villalpando 2012

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya