EN DIRECTO
Tierra del Pan

La consolidación de las cisternas romanas de Molacillos cuesta 275.000 euros

La Junta inaugura ayer los trabajos que han servido para acondicionar el interior y construir una estructura cubierta y un vallado perimetral

 01:07  
El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Sáiz, junto a Alberto Castro, señala el interior de la cisterna.
El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Sáiz, junto a Alberto Castro, señala el interior de la cisterna. Foto Emilio Fraile

BELÉN ALONSO, MOLACILLOS La Junta de Castilla y León ha destinado 275.000 euros para las obras de conservación y protección de las cisternas romanas del Teso de la Mora de Molacillos que fueron inauguradas ayer por el director general de Patrimonio Cultural, Enrique Sáiz y el delegado en Zamora, Alberto Castro. La actuación en la zona arqueológica ha consistido en la creación de una nueva estructura metálica, que servirá para proteger las cisternas y facilitar la visión de las mismas por parte de los visitantes.


El director general de Patrimonio Cultural, Enrique Sáiz, explicó que «se culmina un trabajo muy importante que se viene desarrollando desde cerca de los años 70 y sigue a partir de 2003 promoviendo la documentación y excavación de esta estructura de ingeniería romana y su posterior consolidación y puesta en valor del lugar». Destacó la importancia de las cisterna romanas de Molacillos, ya que, «en Castilla y León hay pocas estructuras como estas, que se incorporan a la red de yacimientos de la provincia como los campamentos y asentamientos romanos de la comarca benaventana».


Asimismo, Enrique Sáiz, confirmó que esta nueva infraestructura servirá para «poner en valor los bienes patrimoniales del territorio de Zamora que es una industria de futuro, que tanto en la capital como en la provincia, harán del lugar un destino atractivo que creará empleo y riqueza y una oportunidad de futuro para los municipios de los alrededores». La Junta de Castilla y León dará a conocer las cisternas dentro de las campañas de promoción del patrimonio regional a través de cartelería y folletos de mano, que «se está elaborando en estos momentos».


Las cisternas romanas de Molacillos son dos grandes aljibes, con una capacidad de 400 metros cúbicos, con planta rectangular, coronadas por una bóveda de cañón, que permitían almacenar el agua de origen pluvial. Podrían estar relacionadas con un posible asentamiento militar. Están excelentemente conservadas, lo que les da aún más valor, por la escasez que hay en nuestro país de este tipo de construcción civil.


El arqueólogo, Arturo Balado, destaca la importancia del yacimiento por «estar construidas en un momento en que se estaba consolidando la conquista romana de la península y son las únicas conocidas que no está asociadas a una ciudad romana». La época de su construcción correspondería al final de las guerras cántabras y el tiempo de ocupación habría sido de unos 170 años, dejándose de ocupar a partir del siglo I después de Cristo.


Según Balado el aljibe habría sido construidas por el propio ejército «para un destacamento que protegía una vía romana en un momento en el que el territorio no era muy seguro. Con ellas se garantizaba el suministro de agua tanto para la guarnición como para las caravanas que traían el oro en dirección a Roma».


Las cisternas se abastecían de agua de lluvia, ya que el arroyo Salado que pasa junto a ellas y viene de las Lagunas de Villafáfila es insaluble. Las intervenciones arqueológicas no han encontrado las posibles entradas de agua, pero si se han hallado los restos del brocal de un pozo para sacarla.


Las obras realizadas en los últimos años han consistido en trabajos de excavación arqueológica, así como la tramitación del cambio en la titularidad de los terrenos. Las actuaciones en la infraestructura son, por una parte, de restauración de las cisternas llevando a cabo trabajos de limpieza y consolidación de las superficies, y por otra, los nuevos elementos construidos, una estructura cubierta para la protección de las cisternas, un acceso para bajar a ellas y un vallado con paneles informativos.


El alcalde de Molacillos, Daniel Mateos, no podía ayer ocultar su «satisfacción» por el resultado final de las obras. Recordaba los inicios cuando todo apuntaba a que el Teso de la Mora podría albergar un castro celta, «cuando llegamos al Ayuntamiento pensamos en dar realce a la zona. Aquí existe un castro celta que fue datado en posteriores prospecciones, pero que había unas cisternas no lo sabía nadie. Nuestra idea era señalizar el posible asentamiento celta y comenzaron a mirar y mira con lo que nos encontramos».


Daniel Mateos pretende que la nueva zona arqueológica dé a conocer la localidad de Molacillos que junto a la iglesia del siglo XVIII de estilo barroco levantino, con pinturas de José Vergara e «intentemos vivir por aquí del turismo, porque de la agricultura, cada vez menos».

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya