Guerreros en tiempos de paz

Danzantes y pauliteiros reivindican la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional para el certamen de la Raya

 12:57  
Los danzantes de Muelas participan en el festejo.
Los danzantes de Muelas participan en el festejo. Foto Ch. S.
 MULTIMEDIA

CHANY SEBASTIÁN La villa de Tábara se convertía ayer en la capital del folclore de España y Portugal. La ancestral música de gaita, dulzaina, castañuelas, tamboril y flauta pastoril inundaron el místico ambiente de la Sierra de la Culebra mientras los danzantes hispanos y lusos impregnaban las calles con sus danzas y coloridas indumentarias bajo el tronar de los palos de espino. La comitiva desfiló desde el pabellón cubierto por las avenidas «Brilat Galicia» y «Capitán Cortés» hasta la Plaza Mayor donde actuaron: primero Muelas del Pan, luego Almaraz de Duero, seguidos de Fonte Aldeia y Tábara. Éxito total del evento organizado por el Ayuntamiento tabarés con apoyo del Patronato de Turismo y la Diputación.


La «Raya» mostró sus credenciales para la declaración de las «Danzas del Paloteo» como Bien de Interés Cultural y como Fiesta de Interés Turístico Internacional de la Península Ibérica. El tesón y la entrega de niños, jóvenes y mayores ha hecho resurgir a danzantes y pauliteiros de sus cenizas, recuperando lazos y vestimentas, demostrando que nunca es tarde para volver a los orígenes.


La danza del paloteo de Muelas del Pan decayó en los años sesenta y resurgía en los setenta y ochenta. Tras muchas horas de ensayos ha vuelto brillar con luz propia, teniéndose ya recuperados los 32 lazos religiosos y profanos, así como «La Bicha» y «La Contradanza».


En Almaraz la danza del paloteo durmió el sueño de los justos durante 37 años. La última actuación histórica tuvo lugar en 1936, luego llegó la guerra civil y sólo en 1948 se volvía a danzar. Dos danzantes del «36». el tío Alfonso «El Life» y el tío «Vicente» fueron los maestros que propiciaron su recuperación en 1983.


Fonte de Aldeia contó con el primer registro escrito sobre pauliteiros en Tras Os Montes y Alto Douro que bailaban por Santa Bárbara recorriendo las calles pidiendo limosna para la fiesta. En los años 50 comenzó a desaparecer para recuperarse en 1998 «gracias a un grupo de jóvenes orgullosos de su tierra, tradición y cultura». Sus danzantes han recorrido Portugal, con visitas a España, Francia, Alemania e incluso Cuba.


La recuperación de danza tabaresa ha estado unida a la labor del aula de folclore de «La Folguera» que ha logrado la formación de dos grupos uno infantil y otro de mayores, estando recuperados ya 17 de sus 25 lazos. Antes las danzas eran cosa de hombres: la entrada de las mujeres llegó en Tábara en 1960 y Almaraz en 1983. La danza del paloteo es mística rural, folclore social, hermandad y convivencia, cultura religiosa y profana: historia pura y dura.

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya