Baloncesto | Liga Femenina
Gran Canaria 5269Quesos El Pastor
 

La salvación, a un paso

Sandra Pirsic lidera la épica victoria lograda por el Quesos El Pastor ante un directo rival por la permanencia al que deja a tres victorias

03.03.2016 | 10:01
Sandra Pirsic entrando a canasta.

El Quesos El Pastor firmó ayer la que puede considerarse como la victoria más brillante de la temporada, y no solo por haberse impuesto a un directo rival en la lucha por la permanencia sino por haberlo conseguido con solo seis jugadoras profesionales que se quedaron en cinco por la lesión de Sandra Pirsic a falta de tres minutos para el final. Las ausencias por lesión de Sofía Silva y Dragana Svitlica y la baja causada en la semana pasada por Sabrina Cinili dejaron al Zamarat ayer en Las Palmas con los efectivos justos.

Pero este equipo se ha caracterizado durante toda esta aciaga temporada en cuanto a las lesiones por su capacidad para que sus jugadoras se multipliquen en función de las necesidades. Ayer, Laura Aliaga tuvo que terminar el partido jugando de "center"; Mariona Ortiz hizo de poste bajo durante algún tiempo también, y Natalie Van den Adel supo sacrificarse en el juego interior por exigencias del guión.

La pívot eslovena Sandra Pirsic fue el gran pilar sobre el que sustentó el triunfo zamorano ante un Gran Canaria que es un rival directo por la salvación y que tan solo en los primeros minutos fue capaz de mostrarse con capacidad para derrotar a las zamoranas. Las aportación de Pirsic fue la de la líder que necesita cualquier equipo y más en las condiciones precarias de ayer, fue el suyo un trabajo oscuro aunque quedase reflejado en esos 19 rebotes que capturó pese a las dos lesiones que sufrió durante los 36 minutos que estuvo sobre la cancha. La eslovena se acercó mucho al récord de la temporada de rebotes que posee Cierra Bravard con 22.

Pero el triunfo logrado ayer en Canarias fue una victoria grupal como no podía ser de otra forma en la que cada jugadora dio de sí el máximo.

La salvación está ahora muy cerca: tres victorias más el basketaverage, que sería una más, cuando ya solo restan cinco jornadas de liga.

Gran Canaria dispone de una buena plantilla a la que, algo extrañísimo, Mingo Díaz no está siendo capaz de sacarle el partido debido. Dispone de una de las mejores exteriores de la Liga como es Taysha Pye -recordamos la exhibición de juego que realizó en la primera vuelta en el Angel Nieto-, y dos buenas interiores como son Coulibaly y Evers; y una buena línea exterior con la checa Stejkalova y la promesa nacional Estela Royo. Pero el Gran Canaria no termina de funcionar y cada vez le queda menos margen para la salvación aunque tenga a Logroño a una sola victoria.

La inagotable cantera canaria parece pasar por un mal momento, y el conjunto de Mingo Díaz ha perdido la identidad que siempre había mostrado.

El equipo canario dominó en el marcador durante el primer cuarto gracias al acierto en el tiro exterior pero en el minuto final, la defensa zonal que aplicó el Zamarat, comenzó a dar sus resultados para que las naranjas tomasen la delantera con 17-22 del primer parcial. Sandra Pirsic sufría una primera lesión que no fue a más y pudo regresar a la cancha al iniciarse el segundo cuarto.

Apoyadas en Sandra Pirsic en el juego interior tanto en defensa como en ataque, las zamoranas siguieron superando a su rival con claridad hasta alcanzar una máxima ventaja de 20-33 aunque la defensa zonal que también aplicaría el equipo que dirige Mingo Díez le permitió reducir ligeramente la diferencia hasta el 35-43 del descanso tras un brillante triple de Laura Aliaga.

El tercer cuarto se desarrolló en una tónica de juego impreciso, fallos en el tiro y constantes brusquedades que permitieron al Gran Canaria acercarse hasta un preocupante 41-45 tras seis minutos sin anotar las zamoranas, pero bastó un tiempo muerto de Lucas Fernández para que el Quesos El Pastor le devolviese a su rival un parcial de 0-8 que permitió cerrar el parcial en 41-53.

Cuatro minutos tuvieron que pasar en el último cuarto para que llegase la primera canasta y fue un triple de Natalie Van den Adel que permitió al Zamarat afrontar la recta final con mayor tranquilidad.

Sin embargo, una lesión de tobillo de Sandra Pirsic a falta de 3 minutos dio emoción a la recta final del encuentro. Lucas Fernández tuvo que situar a Laura Aliaga como "center" y a Mariona Ortiz y Natalie Van den Adel como alas-pivot. Gran Canaria buscó el milagro con un triple a falta de 2 minutos que ponía el 52-62 pero ahí se terminó la reacción insular porque Andrea Riley acertó con un triple "desde la cocina" y Mariona Ortiz rubricó el enorme trabajo grupal zamorano con dos canastas más que ponían el definitivo 52-69.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine