Baloncesto | Liga Femenina

Gernika impone su profundidad de banquillo ante el Zamarat

El equipo naranja, muy mermado, cae derrotado tras realizar un enorme esfuerzo frente a un rival que hizo gala de sus rotaciones

26.10.2015 | 01:21
Las visitantes tratan de bloquear una entrada a canasta de Sandra Pirsic, ayer.

El CD Zamarat está comenzando a pagar muy cara su escasez de efectivos. El que era un equipo caracterizado por su poderío y su autoridad física, se ha convertido en las últimas jornadas en un conjunto que carece precisamente de esas armas. La lesión de Sabrina Cinili, y los achaques que poco a poco han ido acumulando en resto de las jugadoras han creado una situación muy problemática en un Zamarat que inició la Liga con toda la fuerza del mundo y que se está quedando sin ánimos, sobre todo frente a la serie de rivales de primer nivel que ha tenido que afrontar en este primer tramo de la temporada.

No era el mejor enemigo el Gernika para recuperar física y anímicamente al equipo naranja porque además, las vascas llegaban con la lección aprendida, y vaya que si la pusieron en práctica desde los primeros momentos. La situación comenzó a complicarse desde los primeros minutos cuando el Gernika comenzaba a sumar de tres en tres ya fuera con un 2+1 de Ross o con un triple de Claudia Pop. Y como en partidos anteriores, comenzó el tira y afloja del Zamarat para intentar no perder el remolque de su rival: Laua Aliaga acertaba en una canasta de tres y Eilidh Simpson capturaba un rebote estratosférico para poner el 10-13 que venía a paliar el 5-12 que habían alcanzado las vascas. Fue la primera remontada zamorana que culminó con un segundo triple de Aliaga para cerrar el primer cuarto por delante en el marcador con 17-15.

Pero la apisonadora del potente banquillo del Gernika comenzó a funcionar en el segundo periodo con un 0/7 que obligó a Lucas Fernández a pedir un tiempo muerto. Y de nuevo a remontar, esta vez de la mano de Sofía da Silva con un "dos más uno" para que Dragana pusiera un 23-26 que volvía a meter en el partido a las naranjas.

Pero un equipo que tan solo dispone de siete jugadoras profesionales y algunas mermadas físicamente termina pagándolo muy caro y así sucedió poco antes del descanso cuando las fuerzas comenzaron a fallarle a las zamoranas: otros triples de Ross y Naiara Díez ponían un preocupante 27-36. Lucas Fernández volvió a parar el partido y de nuevo el Zamarat buscó la remontada. Consiguió que el marcador no se moviera en tres minutos y Svitlica firmaba otra jugada de tres puntos para llegar al descanso con 32-40.

Como era previsible, el Gernika regresó a la pista imponiendo de nuevo un altísimo nivel defensivo, sobre todo en la subida del balón hasta desquiciar a Marina Delgado que tampoco encontró demasiada colaboración en la elaboración de los sistemas en Van den Adel o en una Simpson muy mermada físicamente tras pasarse toda la semana sin entrenar. Los errores y despropósitos del equipo naranja comenzaron a desquiciar a la afición zamorana que veía cómo el marcador se iba a 36-49 en un abrir y cerrar de ojos. De nuevo el Zamarat sacó a relucir su casta a falta de fuerzas para que Aliaga volviera a reivindicarse con un triple que transformaba tras robar ella misma el balón a sus rivales. Y las zamoranas volvían a meterse en el partido con 45-50 y poco después con 49-52.

La rumana Claudia Pop asumió de nuevo el liderazgo de un equipo que no tiene una jugadora de referencia como ocurría el pasado año con Bernice Mosby y el Gernika, que había reservado a Ariel Edwards y Gisela Vega para los minutos finales, se distanciaba de nuevo a diez puntos destrozando la defensa en zona que había ordenado Lucas Fernández. Sin embargo el Zamarat lograba de nuevo reducir a seis puntos su desventaja cuando solo faltaban ya cinco minutos.

De nada sirvió el enésimo esfuerzo de un equipo ya exhausto y descentrado en todas sus acciones porque un triple de Rachael Vanderwall volvía a caer como un mazazo. Todavía habría tiempo para un último estertor zamorano con el 61-66 en el minuto 37, pero ya no hubo margen para más porque Gernika no bajó la guardia y aguantó sin problemas hasta el definitivo 65-75.

Las cifras hablan por si solas: el Gernika cerraba el partido con 10 balones recuperados por 2 de su rival, mientras el Zamarat sumaba 20 pérdidas casi el doble que el conjunto vizcaíno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine