25 de febrero de 2017
25.02.2017
0/15
XXXIV del Estatuto de Autonomía

Herrera admite que la reforma requiere tiempo por la nueva política de pactos

El presidente de la Junta valora la generosidad de los emigrantes en la entrega de la medalla de las Cortes

26.02.2017 | 04:10
Acto de entrega de la Medalla de Oro de Castilla y León
Momento de la entrega de la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, admitió hoy que la reforma del Estatuto de Autonomía, que se planteó al inicio de esta legislatura, requerirá "su tiempo" debido a la nueva cultura parlamentaria de acuerdos y pactos, que dio lugar la llegada a las Cortes de nuevas fuerzas políticas, tras las elecciones autonómicas de 2015. Sin embargo, destacó que esta circunstancia no impedirá avanzar en la senda de la calidad democrática y la protección de las personas más desfavorecidas.

Minutos antes del acto institucional del XXXIV aniversario del Estatuto de Autonomía, que ha pasado por tres reformas, el jefe del Ejecutivo autonómico destacó el "carácter dinámico" de la norma máxima de la Comunidad, cuya aprobación en 1983 dio lugar a la constitución de Castilla y León. Herrera remarcó que otorga a la Comunidad los instrumentos necesarios para hacer frente a sus "graves problemas" y sus "grandes retos".

Herrera avanzó que antes de verano se enviará a las Cortes el proyecto de ley de Diálogo Civil y Participación Ciudadana. También el presidente destacó que la norma que reforzará la protección a las personas y familias más desfavorecidas, después de que la Comunidad se dotara de una red y flexibilizará el acceso a la Renta Garantizada de Ciudadanía, para normalizar algunas prestaciones, con el objetivo de que no sólo se ofrezcan en tiempos de crisis.

Territorio, financiación e industria

Otro de los acuerdos a los que llegaron hace año y medio la Junta y los grupos de las Cortes fue el impulso de la ordenación del territorio. Herrera recordó que es necesario el "consenso" para avanzar en este proceso, que culminará con la aprobación de los mapas referidos a las unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio (Ubost). El presidente recordó que el marco legislativo, la Ley de Ordenación, se aprobó en el anterior mandato por acuerdo de los grupos Popular y Socialista.

También valoró que exista la "voluntad" de "seguir caminando juntos" para defender los intereses de Castilla y León en la negociación para la reforma del modelo de financiación autonómica.  Otro de los asuntos en los que trabaja la Junta y los grupos es el pacto por la reindustrialización de Castilla y León, un ámbito en el que se mostró "optimista" con los avances que se están produciendo, especialmente con los socialistas. El presidente recordó que el objetivo es lograr que en 2020 este sector económico adquiera un peso del 20 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB).
Además Herrera aseguró  que aquellos que tuvieron que marcharse de su tierra en circunstancias "bien complicadas" son un "ejemplo de amor por encima de todo" puesto que, destacó, demuestran que tienen un "corazón esponjoso" y generoso" capaz de compatibilizar tantos sentimientos, pero entre ellos, el que mantienen vivo por Castilla y León.

En el acto institucional, que acogió la sede de las Cortes con motivo del XXXIV del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, Herrera aseguró que hoy es un "gran día" para rendir un homenaje a los emigrantes de la Comunidad, que este año recibieron la Medalla de Oro del Parlamento. El presidente quiso prestar una "especial" y "cariñosa" referencia al colectivo y consideró que la concesión de esta distinción fue una decisión "acertada" de la presidenta de la cámara, Silvia Clemente, y de la Mesa de las Cortes.

En ese sentido, Herrera valoró que las comunidades de Iberoamérica e Hispanoamérica, las más numerosas y antiguas, de los emigrantes de Castilla y León reciban el reconocimiento de su tierra. También destacó que la Junta se está esforzando en atender a este colectivo de ciudadanos, al que el Estatuto de Autonomía reconoce como ciudadanos de la Comunidad.

Raíces zamoranas

Las Cortes entregaron la Medalla de Oro a Pedro Bello, presidente de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de Argentina, nacido en Trabadelo (León) y que emigró con 18 años. Ahora está al frente de 52.000 castellanos y leoneses en el país sudamericano. En segundo lugar a Sergio Rabanillo, que hasta 2013 ocupó la presidenta de la Agrupación de Asociaciones Castellanas y Leonesas en Cuba. Es hijo de un emigrante que salió de Triufé, en Sanabria. Ahora participa activamente en las actividades organizadas por la colonia regional en la isla, que aglutina cerca de 7.000 personas.

Por último, Pedro José Díez y Díez -que no puedo recoger la Medalla presencialmente-, presidente de la Casa de Castilla y León en México, donde ya nació, y que alberga actualmente a 7.000 socios. "Son tres representantes de los emigrantes castellanos y leoneses en América, que dan testimonio de tres realidades, pero que pueden perfectamente extrapolarse y servir de referencia a todos aquellos que se han marchado a diferentes lugares de España y del mundo y que han mantenido siempre sus lazos de unión con esta tierra", expresó.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine