Primero de Mayo

Los castellanoleoneses exigen en las calles medidas contra la precariedad laboral

Los sindicatos esperan de las nuevas elecciones un cambio que evite la continuidad de las mismas políticas

02.05.2016 | 01:28
Un momento de la manifestación del Primero de Mayo, en Valladolid.

El Primero de Mayo sacó a la calle de las principales ciudades de Castilla y León a casi 20.000 personas, según datos sindicales, en una jornada reivindicativa que en esta ocasión sirvió para denunciar la situación de muchos trabajadores que están instalados en la pobreza ante la precariedad de sus empleos; así como para exigir un plan de choque para las personas que carecen de recursos. La cifra de castellanos y leoneses que apoyaron con su presencia estas reivindicaciones estuvo marcada por el puente, y descendió en más de 5.000 personas respecto al año pasado, con una participación muy alejada de las 50.000 que salieron a la calle en 2014.

La manifestación más numerosas se registró en Valladolid, con unas 10.000 personas, según CC OO y UGT; mientras que en Salamanca, se cifraron en 3.000; en León y Palencia, secundaron la jornada reivindicativa un millar de personas, en ambos casos; en Zamora, unas 900; y en Burgos, 500, al igual que en Soria. Asimismo, en Ávila y Segovia se estimaron unos 300 participantes en cada una. A estas cifras habría que sumar los participantes en las convocatorias de Ponferrada, Béjar, Medina del Campo, Miranda de Ebro y Aranda de Duero.

Los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Ángel Hernández, pidieron que este domingo, Día Internacional del Trabajo, debe convertirse en un "punto de inflexión" en la solución de los problemas de los trabajadores. Además, en un escenario político, marcado por la celebración de unas nuevas elecciones, exigieron durante la movilización en la capital del Pisuerga, que el resultado no sea la "continuidad de las mismas políticas" y advirtieron que si así ocurre algunos tendrán que "dar explicaciones".

En ese sentido, el dirigente ´ugetista´ sostuvo que existen "más motivos que nunca" para salir a la calle por la cantidad de expedientes de empleo y cierres de empresas que se están produciendo en la Comunidad. De hecho, Faustino Temprano denunció que la situación de Castilla y León es "peor" que la del resto del país, ya que explicó que tiene menos población activa, prestaciones por desempleo y pensiones. "Nos obliga a estar en la calle" todo ello, apostilló.

Sin embargo, Temprano, que participó por primera vez en esta manifestación como secretario autonómico de UGT, señaló que existen "alternativas" para solucionar los problemas de los trabajos. El dirigente sindical señaló que en esta campaña para las nuevas elecciones, que podrían celebrarse el próximo 26 de junio, su organización va a exponer a los partidos las necesidades de la clase trabajadora para que escuchen sus reclamaciones.

En la misma línea, el responsable de CC OO en la Comunidad aseguró que es un "buen día" para exponer a los partidos políticos las "reivindicaciones de los sindicatos" en relación con los problemas de los trabajadores y, también, como ciudadanos. Ángel Hernández lamentó que la mayoría se podrían haber abordado desde el pasado 20 de diciembre, cuando se celebraron las últimas elecciones, sin necesidad de convocar unas nuevas.

El secretario general del PSCyL-PSOE, Luis Tudanca, que participó en la jornada en Valladolid, apostó por un cambio frente al "mazazo tras mazazo" que supone a su juicio los últimos datos conocidos sobre el desempleo y la despoblación en Castilla y León. Además, aseguró que es necesario impulsar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que acabe con la reforma laboral, sin la que no sería posible -dijo- cierres y despidos como los que se han anunciado para las plantas de Lauki y Dulciora en Valladolid.

El procurador de Izquierda Unida-Equo, José Sarrión, que también estuvo en Valladolid, invitó en una jornada de "lucha", a reflexionar sobre el modelo económico del país que permite que empresas que no tienen pérdidas echen el cierre y manden al paro a sus empleados. Además, tuvo palabras para conflictos "más sangrantes" del capitalismo en la Comunidad.

El responsable autonómico de Podemos, Pablo Fernández, defendió hoy en León la necesidad de que las elecciones de junio logren la constitución de "un gobierno de verdadero cambio y progreso para revertir las políticas de recortes y dignificar a los trabajadores de este país". Así lo señaló durante la celebración de la manifestación del Primero de mayo en la ciudad.

El coordinador regional de Izquierda Unida, José María González, también participó en la movilización en León donde criticó que el Gobierno haya anunciado incentivos al consumo de carbón nacional acordados con Europa en un momento en el que el sector ya se encuentra en una situación crítica.

El portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Luis Fuentes, envió un comunicado de prensa, en el que expresósu apoyo "a la clase media y a los trabajadores españoles que han aguantado el peso de la crisis y que han ayudado a los que se han caído a que se puedan volver a levantar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine