´La memoria del tiempo´ reabre sus puertas en septiembre

 

SPC / VALLADOLID Tras el descanso veraniego el hall de las Cortes volvió a abrir sus puertas el pasado 1 de septiembre para que los ciudadanos puedan disfrutar de ´Lamemoria del tiempo´.

La muestra, que estará hasta el 30 de septiembre, es el reflejo visual de la evolución histórica de Castilla y León entre los años 1839 y 1936, una selección de imágenes que sugieren al visitante los ecos de un pasado en el que aún late lo más profundo de las señas de identidad de los castellanos y leoneses.

Para ello, se han seleccionado 130 fotografías procedentes de decenas de archivos españoles y extranjeros en los que se guardan fotografías realizadas en la Comunidad, desde los calotipos de E.K.Tenison tomó en Segovia en 1853, las imágenes inaugurales de Ch. Clifford, Atkinson y Jean Laurent o los ensayos antropológicos de RuthMatilda Anderson, hasta las postales de L.Levy, Thomas y
Roisin en los años de la dictadura de Primo de Rivera son algunas de las piezas seleccionadas.

Para la exposición también se han recogido fotografías de grandes maestros castellano-leoneses, como Maeso, Gombasu, Ansede o Lafuente Caloto, entre muchos otros, cuya obra se ha ido reuniendo en los propios archivos de la región, especialmente en los Archivos históricos provinciales y en la Filmoteca de Castilla y León.

La exposición complementa al libro ´Memoria del Tiempo: fotografía y sociedad en Castilla y León (1839-1936)´ de Publio López Mondéjar . En palabras del autor, «partiendo del poder evocador de la fotografía, hemos tratado en este proyecto de recrear la imagen de Castilla y León, la estampa pretérita
de sus pueblos y ciudades, los oficios, las costumbres y las formas de vida y muerte de sus habitantes,
antes de que el ventarrón del progreso viniese a cambiarlas para siempre. Se trata de un intento humilde, como humilde debe ser la propia fotografía, como sencillas y despojadas son la mayoría de las imágenes seleccionadas, llenas de ese necesario sentir del que nos habló Cervantes», señaló.

El fotógrafo destacó la importancia de que este arte también tenga un hueco en los museos y subrayó que esto es lo que vio en Londres pero en España no tenía la misma consideración, por lo que elogió el proyecto de la editorial para lanzarse a ese «desafío y reto» y rescatar parte de la historia de un pueblo en un determinado periodo.