Último homenaje al cura rural

El obispo de Astorga preside en San Juanico la misa exequial del sacerdote Pedro de Paz de la Fuente

09.07.2016 | 01:34
Un momento del funeral por el sacerdote fallecido.

La misa exequial del sacerdote Pedro de Paz de la Fuente, fallecido a la edad de 90 años y celebrada en la mañana de ayer en la iglesia parroquial de su localidad natal, San Juanico el Nuevo, se convirtió en un homenaje y reconocimiento a la labor del cura rural. Las palabras del oficiante mayor, del Obispo de Astorga, monseñor Juan Antonio Menéndez, no dejaban lugar a dudas de este reconocimiento para quien fue un cura rural y como tal, testigo de la despoblación a través de su ministerio pastoral ejercido durante 64 años en parroquias rurales diocesanas de tierras gallegas y sanabresas, asi como durante su retiro.

"Todos los hombres importantes se han ido a otro lugar, a excepción del sacerdote, que se queda en los pueblos", decía monseñor Menéndez en su homilía queriendo agradecer en la labor del finado "la de los sacerdotes rurales y de toda España".

Con la solemnidad característica de la misa exequial de un sacerdote, el féretro con los restos mortales del fallecido Pedro de Paz de la Fuente era colocado mirando a la asamblea, cubierto con una casulla y el Evangelio abierto sobre él. Junto al prelado, Juan Antonio Menéndez, el vicario general, Marcos Lobato, el párroco Aurelio Miguélez y el arcipreste, Baltasar Villalón, una veintena de sacerdotes que quisieron dar el último adiós al finado acompañando a los familiares y vecinos de San Juanico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine