PSOE e IU se comprometen a desarrollar 100 medidas en su pacto de gobierno

La coalición hace público su acuerdo tras varios meses gobernando bajo las premisas de la "ética, la transparencia y la participación ciudadana"

13.12.2015 | 11:01
Manuel Burón y Luciano Huerga tras la investidura del segundo.

Bajo el título de "Documento marco para un nuevo gobierno municipal en el Ayuntamiento de Benavente por los grupos PSOE-IU" el acuerdo alcanzado a finales de junio entre las dos fuerzas de izquierda es una refundición de parte de los programas electorales de ambas formaciones.

El pacto obliga a ambos al cumplimiento de su contenido y promete a los ciudadanos , en una suerte de contrato, el desarrollo de cien medidas durante los cuatro años del mandato municipal, entre ellas cuatro que a primeros de julio tenían la etiqueta de "carácter inmediato", y que solo se han cumplido parcialmente.

A lo largo de sus ocho páginas el PSOE e IU desarrollan de forma escueta un programa de gobierno. Nada más. En el documento no hay ninguna referencia a otros aspectos ya conocidos como fueron los salarios, el reparto de áreas o los concejales que iban a liberarse en el equipo de Gobierno.

Los dos grupos políticos, a modo de preámbulo, explican en el documento que el resultado de las elecciones municipales en Benavente significó "un cambio hacia la izquierda" y una pérdida de la mayoría absoluta que el Partido Popular ha venido ostentando durante los últimos ocho años, "conformándose un ayuntamiento en el que la correlación de fuerzas políticas obliga a pactar con otros grupos de signo progresista para propiciar un cambio real y estable que elimine las políticas regresivas en derechos aplicadas por el Partido Popular".

Bajo está reivindicación de legitimidad por la suma de concejales, acordaron entonces "este documento marco de necesidades para la ciudad de Benavente sobre la base de las competencias municipales y que debe servir como documento político de un gobierno municipal integrado y participado por los dos Grupos".

PSOE e IU alcanzaron este acuerdo en base a tres principios: lo que llaman una nueva ética de comportamiento político, la participación ciudadana y la austeridad en el gasto del gobierno municipal.

La izquierda considera que tras ocho años de gobiernos municipales del PP y de políticas conservadoras "era necesario un nuevo estilo de gobierno municipal sustentado en la transparencia, en el compromiso con los ciudadanos y en la gestión eficaz y eficiente de los recursos del Ayuntamiento de Benavente". También "en la colaboración, participación, retroalimentación y transparencia entre las distintas concejalías del nuevo equipo de gobierno".

Las participación ciudadana es el segundo principio invocado por ambas fuerzas políticas. PSOE e IU sostienen que el Ayuntamiento benaventano "ha vivido de espaldas a los ciudadanos durante los últimos años, y no ha sabido ni querido dar cabida a los movimientos asociativos y a los múltiples movimientos vecinales organizados en plataformas reivindicativas". El acuerdo contempla el compromiso de "impulsar la necesaria participación vecinal y de movimientos sociales en los asuntos municipales, con canales específicos y concretos, y con voluntad política de desarrollar el Reglamento existente".

En tercer lugar ofrece austeridad "con reflejo en los presupuestos municipales". PSOE e IU prometen en su pacto que esta austeridad " se traducirá en una disminución del gasto en la estructura de gobierno municipal y la renuncia a cualquier situación de privilegio por razón del cargo". El objetivo, según precisan, es "hacer frente a la deuda 9,6 millones de euros de herencia de los anteriores equipos de gobierno del PP".

Aunque ya han pasado casi seis meses desde este acuerdo cuyo contenido no se ha conocido hasta ahora, PSOE de IU preveían cuatro "medidas inmediatas" y "ocho concretas", además de las 100 acciones de Gobierno repartidas en 14 bloques o áreas para los próximos cuatro años.

Con carácter inmediato el documento recoge "un aumento de las ayudas de urgente necesidad; accesibilidad al Salón de Plenos y otras dependencias municipales; publicaciones en la web municipal de los contratos de obras y servicios, los gastos de protocolo y publicidad, los sueldos, indemnizaciones y patrimonio, así como el patrimonio municipal y todos los asuntos económicos, convenios y subvenciones e informes técnicos de especial relevancia.,; y una auditoria de las cuentas en aquellos asuntos de especial relevancia tales como los Cuestos de la Mota, Prado de las Pavas y plan de pago a proveedores. Asimismo, sobre todos aquellos asuntos que lo hiciesen necesario a lo largo del mandato.

Entre las medidas concretas figuran una oposición frontal a la Reforma de la Administración Local; trabajar por un Ayuntamiento democrático y autónomo, con competencias propias y suficiente financiación; el compromiso de transparencia en la gestión municipal; la celebración e Plenos Ordinarios con turnos de participación vecinal; la promoción de la participación ciudadana con un reglamento específico; el compromiso de luchar contra toda práctica deshonesta, especulativa y corrupta; la realización de una auditoría de partes de la deuda municipal; y la revisión de los contratos municipales de servicios. (El documento completo podrá verlo hoy en www.laopiniondezamora.es ).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine