Rajoy: "No tengo un euro, estoy tieso"

Un vendedor entregó dos décimos al presidente en Santa María con el aval de Juan Dúo, que se comprometió a pagárselos hoy | El paseo del candidato fue lento por los saludos y las fotografías

03.12.2015 | 09:01
Vista de la concentración de simpatizantes en La Mota.

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección con el Partido Popular, Mariano Rajoy, desafió ayer al frío y la niebla con su visita a Benavente.

Le fue difícil caminar por las calles del centro de la ciudad por la gran multitud de gente que se acercó hasta el lugar para saludarle, aplaudirle o hacerse una foto de recuerdo con él. Y eso que el tramo fue más corto de lo previsto, saliendo de los paseos de La Mota pasando por la plaza Juan Carlos I y la calle Doctor García Muñoz y acabando en la plaza de Santa María.

El momento más simpático transcurrió al final del recorrido, a los pies de la iglesia del Azogue, justo antes de la foto oficial para la campaña con los candidatos zamoranos al Congreso y el Senado. Junto a uno de los bancos donde en Benavente es habitual ver a vendedores de boletos, uno de ellos ofreció a Rajoy la compra de uno de los "números de la suerte". Aludió el vendedor a la mala situación económica que se vive en el país en general y en Benavente en particular. El presidente del Gobierno se mostró comprensivo con la dificultad pero rechazó la compra aludiendo "no tengo un euro, estoy tieso", refiriéndose a la ausencia del monedero bajo el traje y el abrigo. Juan Dúo salió al quite, cogió dos décimos para el presidente y pidió al vendedor que pasaran por el Centro de Salud donde trabaja como enfermero para cobrarlos.

Parada en una juguetería

Fueron muchos los rumores de los establecimientos donde el presidente del Gobierno haría una parada. Una cafetería donde tomar un café, una floristería donde recibir una flor de Pascua... finalmente fue una juguetería de la calle Doctor García Muñoz la escogida como símbolo de acercamiento a la población. La dueña enseñó allí una fotografía de la última visita de Rajoy a Benavente, cuando sus hijos apenas superaban los cinco años.

Los menores, con traje y corbata, se presentaron educadamente y respondieron a todas las preguntas del presidente. El emotivo reencuentro se convirtió después en anécdota cuando, después de salir de la tienda y ya en la plaza de Santa María, los dos niños volvieron a acercarse al presidente para pedirle una fotografía juntos, petición que con los nervios olvidaron hacer momentos antes y que Juan Dúo materializó avisando al presidente.

Entre los vítores y aplausos se escuchó en numerosas ocasiones las voces de "¡presidente, presidente!", las felicitaciones por la gestión realizada y los agradecimientos por la visita. Las peticiones de firma de autógrafos y realización de fotografías (también "selfies") flanquearon el paseo de Mariano Rajoy en Benavente con tanto ahínco como las fuerzas de seguridad que le protegieron durante todo el recorrido, en el que sólo hubo dos paradas más, de carácter muy breve: una frente a la sede del Partido Popular en Benavente para mostrarle la ubicación y otra con la iglesia de Santa María de fondo para fotografiarse junto a sus compañeros de partido zamoranos. En Twitter, el presidente escribió: "Me llevo un grato recuerdo de #Benavente. Gracias a todos los vecinos por su calor y cariño en un día tan frío".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine