Los viticultores, preocupados por la falta de lluvias que merma la uva

La vendimia comenzará en septiembre para el mercado gallego, y las bodegas de la zona la iniciarán antes del Pilar

10.08.2015 | 06:10
José Furones muestra algunos racimos ya en fase de envero.

Los cultivadores de viñedo de la comarca ven con preocupación la ausencia de lluvias que puede perjudicar al racimo, al tamaño de las uvas que se encuentran ahora en pleno proceso de enverado o toma de color. Los agricultores consultados apuntan a que en el caso de la ausencia de precipitaciones en los próximos 15 días, el tamaño de la uva se verá reducido.

Durante casi todo el año han sido pocas las precipitaciones lluviosas en la zona a excepción de algunas tormentas localizadas y las lluvias caídas a mediados del mes de mayo.

No obstante, la calidad del fruto es calificada por los cultivadores de viñedo como "extraordinaria" y con una cosecha que se presenta similar a la habida en la pasada temporada. Una producción similar, aunque no se aventuran a dar cifras y ello dependiendo de zonas y terrenos de los Valles de la comarca. "Donde el terreno es más pedregoso, el fruto se conserva mejor debido a las condiciones climatológicas, sobre todo a los rayos solares que se proyectan sobre las piedras del terreno", explicaba ayer José Furones cultivador de viñedo en el término de Brime de Urz. "Tiene una prolongación en el tiempo del rayo solar, de una media hora más o menos", apunta Furones aduciendo a otro de los factores claves en las cepas, como son la orientación de la plantación que los expertos aconsejan del naciente al poniente.

Recolección

Los viñedos de la zona acogidos a la denominación Vino de calidad de los Valles de Benavente se extienden en una superficie global de 260 hectáreas en varios términos municipales de los Valles de la comarca con terrenos pedregosos en los que no existe el goteo. Una circunstancia que podría adelantar la vendimia en esta temporada y dependiendo de los factores climatológicos. La pasada temporada se adelantaba la recolección unos 15 días y en esta temporada se podría aventurar el mismo plazo de tiempo. A finales de septiembre se realiza la vendimia para el mercado gallego, aunque en cuanto a las bodegas el plazo se prolonga llegando a las fechas de la Virgen del Pilar, a mediados de octubre, explica el viticultor José Furones Marcos.

Este cultivador de Brime de Urz augura una excelente cosecha debido al óptimo estado en que se encuentran las cepas. Unas plantas a las que se han tenido que realizar pocos tratamientos, tanto de fungicidas como de insecticidas.

El azufre ha sido el elemento más utilizado en la aplicación de las plantas que aparecen en muy buenas condiciones, "aunque no sé cómo aguantan las pobres por la sequía. Es que la planta es muy sufrida", justifica José Furones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine