Adiós a un hombre bueno

Vecinos y religiosos despiden en Brime de Urz a Gabriel Benavides en un funeral presidido por el obispo de Zamora

04.08.2015 | 06:10
Un momento del funeral presidido por el obispo de Zamora. Foto M. A. C.

El Obispo de Zamora, monseñor Gregorio Martínez Sacristán, presidió la misa exequial de Gabriel Benavides Ferrero, celebrada al atardecer de ayer en la iglesia de Brime de Urz. El prelado zamorano destacó "la actitud generosa y el carácter siempre risueño" del sacerdote Gabriel Benavides.

El templo parroquial dedicado a San Esteban se quedó pequeño para albergar a las numerosas personas que quisieron dedicarle un último adiós al Padre Gabriel.

Más de una treintena de sacerdotes, de religiosos y religiosas, así como vecinos de las parroquias en las que Benavides Ferrero ejerció su ministerio sacerdotal durante 55 años, se acercó hasta su pueblo, hasta Brime de Urz para rendir un homenaje de despedida a "un hombre bueno" como ha sido calificado.

El obispo de Zamora, diócesis a la que estuvo vinculado y el vicario general de la Diócesis de Astorga, Marcos Lobato, en representación del prelado Camilo Lorenzo Iglesias, presidieron los funerales con la solemnidad característica. El féretro colocado mirando a la asamblea, con una casulla y el Evangelio abierto sobre él, como corresponde en las exequias por un presbítero fallecido.

El sacerdote Gabriel Benavides Ferrero fallecía en la madrugada de anteayer en la capital zamorana a la edad de 81 años tras sufrir una larga y penosa enfermedad. Sus restos mortales fueron trasladados hasta el cementerio de Brime de Urz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine