¿Cómo será el día después?

Alumnos del colegio Virgen de la Vega realizan diferentes experimentos para desmitificar la profecía de los mayas y analizar las manchas solares

 11:26  

S. G. CERVIÑO La fecha señalada por el calendario maya como el fin del mundo o la Apocalipsis prevista para ayer pasó y la vida continúa adelante, con las compras de cara a la Nochebuena y con gran incertidumbre por la situación económica en el 2013.
«La mayor parte de los alumnos son conscientes de la falta de rigor y consistencia científica de esas profecías, pero algunos se preguntan con cierta preocupación si habrá un día después», explica Gabriel Pérez Aguado, profesor del colegio Virgen de la Vega y director del departamento de Ciencias de este centro, donde en esta semana se han planteado una serie de actividades y experimentos para desmontar las «fábulas» apocalípticas a las que contribuyen algunas series o largometrajes, habiéndose proyectado algunas de ellas en las aulas para completar la formación.
Para desmontar la profecía de la gran llamarada solar, que calcinará el planeta, tal como muestra la película «Señales del futuro», desde el curso anterior se propuso un taller de observación al astro Rey, con el que los alumnos pudieron observar las manchas solares a través de telescopios y seguir la evolución del ciclo solar desde la web que la NASA tiene dentro del programa SOHO.
Alumnos de 4º de la ESO han realizado también varios experimentos en el laboratorio para medir la gravedad e intentar detectar algún tipo de alteración en este campo, ya que las convulsiones internas de la Tierra también son un recurso habitual en las películas. «Los datos obtenidos no muestran alteraciones significativas como sería de esperar si se produjera tal acontecimiento», explica Pérez, quien a continuación añade: «En cuanto a la profecía sobre la inversión del campo magnético de la Tierra es un fenómeno que ocurre cíclicamente y de forma lenta, no instantáneamente». A este respecto, alumnos de 2º de la ESO demostraron en el patio del colegio que la alineación Norte-Sur, un día antes del 21 de diciembre, era la misma referencia que teníamos desde que se instaló la estación meteorológica hace diez años.
El colegio aprovechó esta curiosidad para hacer que los alumnos comprobasen por sí mismos si había indicios de que el fin del mundo fuese a llegar y, de paso, reforzaron con casos prácticos los conocimientos científicos que de forma teórica se explican en clase.

El patio del centro fue escenario de una prueba sobre la alineación terrestre

Los jóvenes de Secundaria midieron en el laboratorio aspectos como la gravedad

A lo largo de ayer las redes sociales también se hicieron eco de esta profecía maya convirtiendo el asunto en «trending topic» (tema más comentado en la red social Twitter) bajo la etiqueta #TeEngañoComoLosMayas.
El humor predominó dentro y fuera del mundo cibernético, pues en bares y comercios de la ciudad ayer se bromeó con el tema, mientras los escolares se esforzaban por encontrar una explicación racional tutelados por los docentes.
Si los mayas se referían a un cambio, en lugar de a un agorero final, seguro que la mayoría de la población ansía este giro, fundamentalmente en el plano económico para el año 2013.

Enlaces recomendados: Premios Cine