EN DIRECTO

Un empresario se querella contra el jefe de la Comandancia por «falsedad documental»

Acusa al teniente coronel de la Guardia Civil de amparar y proteger a dos agentes al afirmar que habían realizado un registro con orden judicial «cuando no era cierto»

 11:58  

J. A. G. Un empresario dedicado a la compraventa de vehículos de segunda mano ha presentado una querella criminal contra el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora, el Teniente Coronel Antonio Rodríguez Medel Nieto, al que acusa de presunta «falsedad documental».
En concreto, el querellante, Roberto Carlos Sejas Riesco, responsabiliza al alto mando de la Comandancia zamorana de «proteger y amparar» a un alférez y a un sargento tras responder a una queja de atención al ciudadano asegurando que el oficial y el suboficial dirigieron un registro en el concesionario del empresario con una orden judicial que en realidad no existía.
Los hechos que dieron origen a la queja y a la querella interpuesta ahora se remontan al 14 de octubre de 2009 cuando varios guardias civiles entraron en la oficina del establecimiento, Euromotor S.L., en el curso de una investigación ordenada por el alférez, al que el empresario acusa de mantener «una actitud de enemistad» y de haber actuado de forma «ilegal».
El oficial, acompañado de un sargento y de varios agentes, según el relato de la querella, entró en las dependencias interiores donde se encontró con un despacho cerrado. El alférez pidió entonces al empresario que lo abriera so pena de ser detenido. Este, siempre según la querella, protestó pero accedió finalmente a abrir el despacho.
El alférez se incautó de varios documentos que posteriormente «fueron incorporados y aportados por los guardias civiles , el sargento y el alférez en un atestado en el que ambos intervenían como instructor y secretario y que dio origen a un procedimiento penal visto en el Juzgado de lo Penal número 1 de Zamora por falsificación de documentos». En el juicio, según recoge la grabación de la vista, tanto el oficial como el sargento «declararon que «no tenían orden judicial para entrar» en el establecimiento. El empresario resultó absuelto penalmente, al igual que en el cuarto y último contenciosos administrativo planteados por el alférez, que posteriormente ascendió a teniente y fue trasladado de Benavente.
El mismo día del registro el empresario dirigió una queja a los mandos de la Guardia Civil denunciando «que había sufrido abuso de autoridad y amenazas por parte del alférez que se había apropiado ilegalmente de documentos de la empresa».
El Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil contestó por escrito a la queja el 15 de enero de 2010. «Al parecer, plasmó en el documento oficial una falsedad documental, ya que plasma que la actuación llevada a cabo por los guardias en cuestión lo fue por mandato de la autoridad judicial. Falsedad esta que constituye delito tipificado en el artículo 390 del código penal, al menos en sus apartados tercero y cuarto, que supone pena de gravedad», dice la querella.
Según el abogado del querellante «esa falsedad protegió y amparó, evitando las posibles denuncias que nuestro mandante, hubiera elevado contra los guardias actuantes».
El Teniente Coronel aseguró ayer desconocer la acción judicial del empresario. La querella fue presentada ante el Juzgado Decano de Zamora el pasado 30 de noviembre y habría sido turnada al Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 3 de Zamora.

Enlaces recomendados: Premios Cine