ÚLTIMA HORA

Los grupos políticos piden apoyo a los ciudadanos para evitar el cierre temporal del Parador

30 trabajadores del centro hostelero asisten al pleno que advierte sobre las consecuencias sociales de la clausura del establecimiento

 12:55  

S. G. CERVIÑO Más de 30 trabajadores del Parador acudieron al Pleno, donde todas las formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento votaron unánimemente su rechazo al cierre temporal del Parador de Benavente, coincidiendo en las consecuencias económicas y culturales que el ERE planteado a nivel nacional podría tener para la ciudad. Fue en la sesión extraordinaria que se celebró ayer y en el que se solicitó a la Red de Paradores de Turismo que el servicio permanezca abierto «durante los 365 días del año», que el personal laboral se vea afectado lo mínimo posible por los recortes, así como que haya diálogo y consenso con los trabajadores «para minimizar sus efectos» y, por último, que dicha Red lleva a cabo fórmulas de gestión para garantizar la permanencia de la actividad en el Parador benaventano. Son los tres puntos clave de la moción presentada a propuesta de PSOE e IU, como propulsores iniciales de la convocatoria de este Pleno que en seguida contó con el tercer grupo de la oposición, UPL, y con los miembros del equipo de Gobierno, cuyo portavoz, Saturnino Mañanes, reconoció que «la población no se va a informar de qué meses va a estar abierto el Parador. El cierre temporal implicará que menos gente pare en Benavente».
Pedro Gallego, de UPL, afirmó que «no puede permitirse un cierre más» y menos aún con «uno de los buques insignes de la promoción turística nacional e, incluso, internacional». Señaló además que la dimensión económica es importante, pero no la única si hay que velar por el desarrollo de las diferentes zonas de España.
Manuel Burón, de IU, anunció que los trabajadores despedidos «pasarán a engrosar las listas del paro, lo que será un drama para muchas familias» y añadió que el cierre temporal también significa «un mazazo al turismo de calidad» y un castigo económico que propicia el cierre de servicios en el medio rural y, por ende, su despoblación. Abogando por la priorización de servicios, equiparó el cierre del Parador a la supresión del Partido Judicial de Benavente, asunto al que también apuntó Juan Carlos López, del PSOE, quien señaló el «dolor que hay que evitar a estas familias que han dignificado la profesión de hosteleros». Culturalmente dijo que el Parador es «uno de nuestros mayores patrimonios y quizás el más emblemático de Benavente», donde «se debe incentivar la actividad económica, tal y como hemos anunciado en los dos últimos plenos».
Representantes del Comité de Empresa apuntaron tras finalizar el Pleno a la precaución sobre las promesas que luego pueden no cumplirse. UPyD secundó el rechazo al cierre temporal del Fernando II mediante un comunicado en el que criticó la «ineficaz gestión, muy probablemente debido a chapuzas de pseudo políticos».
Algunos representantes municipales instaron también a la ciudadanía benaventana a sumarse en el apoyo a los trabajadores afectados por el ERE aludiendo a que este tipo de problemas «nos afectan a todos».

Enlaces recomendados: Premios Cine