Personal cifra los recortes en su área en un millón de euros para evitar un ERE

La Concejalía pide «concesiones» a los trabajadores en la Mesa General de Negociación l El tijeretazo afectará a horas extras y productividad

 11:08  
Concentración de trabajadores municipales a las puertas del Ayuntamiento este verano.
Concentración de trabajadores municipales a las puertas del Ayuntamiento este verano.   Foto L. O. Z.

JUAN ANTONIO GIL
La Concejalía de Personal comunicó ayer a los representantes de los trabajadores en la Mesa General de Negociación que el próximo año será preciso realizar recortes en el área por importe de hasta un millón de euros para evitar acudir a un expediente de regulación de empleo (ERE) en el Ayuntamiento de Benavente.

El responsable de área, Emilio Cabadas, descartó la posibilidad de mantener las actuales condiciones del reglamento de funcionarios y del convenio laboral, tal y como le pidieron los representantes de los trabajadores. Por contra les solicitó disposición negociadora y «concesiones» para hacer frente a la situación económica de las arcas municipales «sin despidos».

Cabadas explicó que las previsiones económicas para el próximo año señalan una nueva caída de los ingresos que ya no se podrá contener únicamente realizando ajustes en gastos corrientes y en servicios como ha ocurrido en los últimos ejercicios presupuestarios, y explicó que aunque la Concejalía será flexible será preciso reducir los gastos de personal entre 700.000 y un millón de euros para evitar acudir a medidas más drásticas, como el citado ERE.

Las previsiones contables señalan un cierre negativo del presupuesto de 2012 por encima del millón y medio de euros, cantidad a la que hay que sumar un previsible aumento de la morosidad en el cobro de impuestos y tasas, un incremento del déficit en los servicios y el obligado sostenimiento de la deuda financiera de acuerdo con las directrices el plan de ajustes aprobados hace algunos meses. Los representantes de los trabajadores reclamaron un informe del interventor con estos datos que les será entregado.

El concejal confirmó a los trabajadores que la reducción de los costes de personal, en presupuesto el 38% del gasto global, aunque en la realidad el 45% si se tienen en cuenta productividades y horas extraordinarias además de otros conceptos «que cada año descuadran el presupuesto», obligará a realizar «esfuerzos» en todos los niveles del organigrama municipal, incluido el político.

En los gastos de personal, el tijeretazo se aplicará en las productividades y en las horas extras, incluso con la posibilidad de compensación en días de descanso, y en la supresión de algunos complementos. Cabadas precisó que el Ayuntamiento no ha aplicado en este campo más recortes que los establecidos por el Gobierno con carácter general y explicó que, en cualquier caso, no se tocarán los salarios por una decisión municipal.

El concejal emplazó a los representantes de los trabajadores a comenzar a negociar sobre este escenario a partir del mes de enero, tras las fiestas navideñas.

Enlaces recomendados: Premios Cine