Los municipios descontentos tumban las cuentas de la Mancomunidad del agua

Mañanes se compromete a realizar un estudio y a plantear a AcuaNorte una bajada de los costes de mantenimiento de los pueblos desconectados

 01:28  
Un momento de la asamblea de concejales de la Mancomunidad del agua, anoche, en la Casa de Cultura «La Encomienda».
Un momento de la asamblea de concejales de la Mancomunidad del agua, anoche, en la Casa de Cultura «La Encomienda». Foto C. de la Cal
 NOTICIAS RELACIONADAS

J. A. G. Una veintena de municipios contrarios a la cuota de mantenimiento, conservación y explotación de la red de abastecimiento del Tera tumbó anoche los presupuestos de la Mancomunidad de la ETAP de Benavente y los Valles para 2013 después de no conseguir que se suprimiera del convenio suscrito en 2006 con Aguas del Duero este apartado y de dejar sobre la mesa la modificación de los estatutos.


La asamblea de concejales abordó primero en sesión extraordinaria la anulación de los costes de mantenimiento, conservación y explotación tal y como habían solicitado una veintena de municipios que forman parte de la Mancomunidad pero no reciben el suministro desde la red del Tera. El alcalde de Santa Cristina, Pablo Rubio, hizo de portavoz de este grupo de ayuntamientos que está en desacuerdo con una cuota que considera excesiva, aunque forma parte del convenio suscrito en 2006 con Aguas del Duero, hoy AcuaNorte, y defendió su supresión a ultranza. El secretario de la mancomunidad les confirmó que no cabe la anulación, al ser esta una decisión unilateral, y durante más de una hora alcaldes y concejales debatieron sobre una cuestión que finalmente quedó pendiente de estudio, aunque Rubio reclamó que figurase en acta el desacuerdo de los municipios desconectados.


El alcalde de Benavente y presidente de la Mancomunidad, Saturnino Mañanes, recogió la propuesta de la alcaldesa de San Cristóbal de Entreviñas, Leonor González, de realizar un estudio que determine qué soluciones caben frente al convenio pactado en 2006. Mañanes se comprometió también a negociar con AcuaNorte la petición de los municipios y reprochó a los ayuntamientos que habían solicitado esta sesión extraordinaria que no hubieran contado también con el resto de municipios. «Yo no me aparto», dijo Mañanes, y Rubio le replicó que los firmantes eran municipios que no reciben agua del Tera o que han solicitado que cese el suministro.


Este punto quedó a expensa del estudio y el segundo, la modificación de los estatutos para que los municipios mancomunados puedan abandonar la agrupación cuando quieran y no después de dos años, quedó finalmente sobre la mesa.


Seguidamente comenzó la asamblea ordinaria que tenía que aprobar los presupuestos de la Mancomunidad para 2013, que tras una comunicación de última hora de AcuaNorte tras auditar sus resultados ha rebajado el precio del agua para el primer semestre del próximo año de 0,37 a 0,30 euros el metro cúbico. De 1,25 millones de euros de gastos e ingresos previstos inicialmente, el presupuesto desciende a unos 870.000 euros. Llegada la hora de votar, los municipios descontentos tumbaron las cuentas con 18 votos en contra frente a nueve a favor y una abstención.


Mañanes advirtió a los alcaldes y concejales que el resultado de la votación prorrogaba las cuentas de 2012 y el alcalde de Camarzana de Tera le advirtió reiteradamente que lo ocurrido no era «una chorrada» sino una muestra del desacuerdo de la mayoría. Mañanes le pidió que no pusiese en su boca palabras que no había pronunciado.


No hubo problema sin embargo con las cuotas que tendrán que pagar los ayuntamientos para 2013, que se votaron por asentimiento pese a estar ligadas al presupuesto rechazado.


Hoy por hoy, la deuda de los ayuntamientos con la Mancomunidad que integran asciende a 129.542 euros y la postura de los municipios desconectados, la mayoría, pasa por no satisfacer esa deuda.

Enlaces recomendados: Premios Cine