40 viviendas se benefician de la tercera fase del ARI dotada con 456.000 euros

La Concejalía de Urbanismo debe dictaminar los expedientes de propietarios de las calles Las Eras y La Vizana antes de seis meses

 11:15  

SHEILA GARCÍA CERVIÑO Las calles de Las Eras y Cañada de la Vizana en Benavente suman cuatro portales cuyas comunidades de vecinos han presentado ya la documentación necesaria para optar a la tercera convocatoria de la primera fase del Área de Rehabilitación Integral (ARI) en Benavente.
El plazo para poder participar en esta tercera fase finalizó el pasado lunes, 3 de diciembre, día a partir del cual se han podido contabilizar 40 peticiones de las calles anteriormente mencionadas y que solicitan arreglar elementos como cubiertas, fachadas, algunos contadores o instalaciones de abastecimiento. Al igual que las viviendas de la primera y la segunda convocatoria, ningún propietario ha solicitado la instalación de ascensores en sus respectivos bloques.
La Concejalía de Urbanismo cuenta con 456.000 euros para esta tercera convocatoria y, según establecen los plazos legales, debe resolver la lista de adjudicatarios en los próximos seis meses.
En relación al desarrollo de las obras del ARI en otras calles de la ciudad, la edil de Urbanismo, Meri Martínez, señaló que las viviendas de la segunda convocatoria ya tienen el visto bueno de la Comisión de Patrimonio y que ahora los propietarios deben presentar el proyecto de andamios correspondiente a la obra que se haya aprobado. Una vez presentado este proyecto, el Ayuntamiento otorgaría la licencia de obras correspondiente y los trabajos podrían comenzar.
Las calles Río Cea y San Quintín, beneficiarias de la ayuda económica del ARI en la primera convocatoria, ya han iniciado el arreglo de sus fachadas. Uno de los pabellones comenzó hace apenas un mes, mientras que el otro no iniciará las tareas hasta el mes de enero. Teniendo en cuenta que la concesión de la licencia se otorgó en septiembre, las empresas contratadas por las comunidades de vecinos disponen de seis meses, como máximo, para la realización de las tareas encomendadas, que en este caso es el arreglo de cubiertas, fachadas y algunos elementos interiores de determinadas viviendas. Si no tuvieran suficiente tiempo, podrían solicitar una prórroga que, como máximo, sólo podrá ser de tres meses. Esto quiere decir que las obras de la primera convocatoria deben estar finalizadas en el mes de marzo y que los propietarios deberán realizar la petición correspondiente en caso de necesitar una prórroga.
Para evitar esta ampliación del período de obras, la concejalía advertirá a los propietarios beneficiarios de la segunda convocatoria del ARI, así como a las sucesivas subvenciones que se adjudiquen, que las obras deben comenzar en cuanto la licencia se conceda por parte del Ayuntamiento, para así evitar la solicitud de prórrogas.

Enlaces recomendados: Premios Cine