EN DIRECTO

Paradores cerrará en temporada baja los establecimientos de Benavente y Puebla

La dirección de la empresa pública prevé abrir ambos centros hosteleros solo cinco meses al año y aplicará un expediente de regulación de empleo

 11:06  

J. A. G. La dirección general de Paradores prevé cerrar definitivamente seis establecimientos en todo el país y otros 27 en temporada baja, entre los que se encontrarían los paradores de Benavente y Puebla de Sanabria, según confirmaron fuentes sindicales tras reunirse el pasado lunes con representantes sindicales del Comité Intercentros.
El plan de reestructuración que la dirección de Paradores de Turismo quiere poner en marcha prevé la clausura temporal de seis hoteles de la cadena en Castilla y León, que pasarían a operar solo en temporada alta, entre los meses de mayo y diciembre.
Los establecimientos afectados en Castilla y León son la Comunidad Autónoma serían el de Benavente y Puebla de Sanabria en Zamora), Cervera (Palencia), Gredos (Ávila), Tordesillas (Valladolid) y Villafranca del Bierzo (León).
La Dirección de Paradores anunció la semana pasada un expediente de regulación de empleo por extinción que supondrá el despido de 644 empleados, el 14% de la plantilla de la cadena hotelera pública. Entre la lista de establecimientos que se verán afectados por este ERE, figura el «Fernando II» de Benavente, como ya adelantó este periódico el pasado viernes, aunque el alcance concreto del expediente en la ciudad dependerá de la negociación con la parte social, según explicó la pasada semana la sociedad estatal.
En el caso de Benavente se da la circunstancia de que, al menos sobre el papel y según figura en su Plan Estratégico 2009-2012 de Innovación y Modernización de la Red, en el parador benaventano se habrían invertido en el año 2011 nada menos que 5,5 millones de euros.
Al margen de este dato y según la empresa pública los recortes afectarán tanto a los 94 establecimientos como a los servicios centrales de la compañía para lo que abrirá, de forma inmediata, un periodo de consultas con el objetivo de explicar en detalle las razones que obligan a tomar esta decisión, y tratar de alcanzar un acuerdo.
Según Paradores, «la situación financiera de la compañía es insostenible» ya que a la caída de la demanda (pasando de un índice de ocupación del 70 por ciento en 2007 a un 52 por ciento en 2012) se unen las pérdidas acumuladas de 77 millones hasta 2011, además de las pérdidas previstas para 2012 que ascienden a otros 30 millones.
Los sindicatos ya han anunciado que se oponen a este plan que afectaría en total a 1.500 empleados y han pedido la dimisión de la dirección de la cadena, que a su vez, aseguró a Europa Press que los establecimientos y el número de ellos que pueden llegar a cerrarse se decidirán en la mesa de negociación.

Enlaces recomendados: Premios Cine