Movistar y Orange eligen el cementerio, el mercado y la N-525 para sus nuevas antenas

Vodafone presentará su proyecto medioambiental entre el sábado y el lunes l El precio por ocupar terreno será de 5.000 euros

 

J. A. G. Las operadoras de telefonía móvil Movistar y Orange barajan el cementerio, la parte trasera del mercado de ganado y la antigua carretera de Orense (N-525) para instalar sus equipos emisores en cumplimiento de la ordenanza local. Vodafone se ha comprometido a su vez a a presentar su proyecto medioambiental entre el sábado y el lunes.


La Concejalía de Medio Ambiente informó ayer a los grupos de oposición que en el caso de Movistar los emplazamientos en el mercado y en la N-525 cumplen con la última modificación de la ordenanza que contempla la posibilidad de aproximarse al casco urbano siempre que quede un área de actuación sin desarrollar entre la parcela donde se ubique la antena y el área de actuación desarrollada más próxima.


Movistar está pendiente de firmar el contrato de arrendamiento con el Ayuntamiento por la parcela municipal del cementerio y a continuación firmará con los propietarios de las otras dos parcelas con los que ya ha negociado las condiciones.


Orange por su parte presentó el pasado 5 de noviembre un cronograma de actuaciones y la previsión de ubicaciones, incluyendo la del cementerio, que funciona legalmente en la actualidad. La empresa ha presentado un borrador de contrato de arrendamiento con los particulares que rubricará previsiblemente en diciembre, y se ha comprometido a presentar proyecto de obra y de actividad durante el mes de febrero.


Vodafone por su parte depende de Orange para su plan de implantación al tener un plan conjunto a nivel nacional. Con carácter provisional, Vodafone ha solicitado licencia de obra y actividad para instalar una antena portátil en las proximidades de la carretera de Orense y, de esta manera, poder garantizar, junto a la antena que mantiene en el cementerio, la cobertura de sus usuarios en Benavente. La Concejalía de Medio Ambiente recordó ayer que estas dos antenas de Vodafone van a desaparecer a corto plazo, una por su carácter provisional y la otra por ser contraria a la ordenanza.


A pesar de que la ordenanza contempla la posibilidad de compartir la estructuras de emisión, hasta el momento no ha habido acuerdo, por lo que Movistar se ubicará de manera individual en las tres emplazamientos mencionadas y Vodafone y Orange lo harán conjuntamente en las proximidades de la carretera de Orense y detrás del mercado de ganado, quedando la antena del cementerio de Orange pendiente de confirmarse si es capaz de soportar las instalaciones de las dos operadoras.


El Ayuntamiento ha fijado un precio de 5.000 euros anuales por la ocupación de espacio público en las proximidades del cementerio, fuera del ámbito de la urbanización de las Catalanas.

Enlaces recomendados: Premios Cine