28 de noviembre de 2017
28.11.2017

Natalia Zapatero: el piano canta por Joaquín

La zamorana Natalia Zapatero adapta "Caminito de Avilés" al instrumento en una sorprendente versión personal

02.12.2017 | 05:28
Natalia Zapatero interpreta "Caminito de Avilés"

"En el piano encuentro mi propia voz, me siento música a través del instrumento". Con esa convicción, la zamorana Natalia Zapatero se sienta ante uno de los instrumentos más bellos -y complejos- y expresa lo que lleva dentro. Por este motivo y por su conocimiento personal de la vasta carrera de Joaquín Díaz, la intérprete decidió implicarse en el homenaje que el día 3 de diciembre rendirá Zamora al etnógrafo zamorano. "No es que yo quiera mostrar mi música en el Teatro Principal, es que quiero darle las gracias a Joaquín", precisa.

Y a fe que al maestro residente en Urueña le seducirá la versión que Zapatero ha "fabricado" del sencillo tema "Caminito de Avilés", donde la pianista ha llevado el sonido de la guitarra y la voz del propio cantante a las teclas negras y blancas. El resultado es una maravilla: lo comprobarán los seguidores de LA OPINIÓN-EL CORREO a través de la web y las redes sociales durante la jornada de hoy, cuando se estrenará su interpretación en vídeo, grabada en el Conservatorio de Música.

Del Conservatorio Natalia es profesora, pero es fuera de él donde también expresa su talento más personal. "Me gusta mezclar el repertorio más clásico con las artes escénicas", afirma. Le viene de pequeña, cuando en su casa creció rodeada de la buena música que seleccionaban sus padres. Al comprobar que una joven Natalia "tenía oído" para la música, le abrieron las puertas a un mundo tan bello como complejo.

Ha tenido y tiene buenos maestros la zamorana. Desde el Conservatorio, donde se acuerda principalmente de María Victoria Martín, a quien le debe "el gusanillo" de la música y también el hambre para "devorar" libros de este universo. Pero su maestra del alma es Galina Egyazarova, una octogenaria que ha enseñado música en la Escuela Reina Sofía de Madrid. Sus ídolos también le han inspirado a la hora de sentarse frente al piano: los artistas Marta Argerich y Arcadi Volodos. Pero sobre todo, a quien admira natalia es a Ramón Andrés, musicólogo de prestigio al que ella misma bautiza como el "Da Vinci del siglo XXI".

Admiración

Y la próxima estación es el tres de diciembre en el Teatro Principal (19.30 horas), cuando Zamora aplaudirá a Joaquín Díaz. "Quería participar porque es una persona a la que he admirado siempre, sin haber tenido contacto personal con él como otros", matiza. Para Joaquín sonarán las teclas del piano con una versión personal de "Caminito de Avilés", donde Natalia Zapatero respeta la esencia, mantiene la tonalidad y expresa, de forma fresca, lo que "me dice esta canción en este momento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine