21 de noviembre de 2017
21.11.2017

Zamora canta a Joaquín Díaz: Aire fresco del norte

José Manuel Tejedor, uno de los mejores gaiteros de Asturias, y su hermana Eva, panderetera, se suman al homenaje: "Hoy nos dedicamos a la música por gente como Joaquín Díaz"

21.11.2017 | 10:56
Zamora canta a Joaquín Díaz: Aire fresco del norte

El proyecto homenaje "Zamora canta a Joaquín Díaz" viaja a Asturias en busca del aire fresco del norte. El legado del etnógrafo zamorano ha trascendido los límites de provincias y comunidades. Y prueba de ello es la familia de músicos Tejedor, que desde los verdes valles asturianos reconocen la labor de Díaz: "No haríamos lo que hacemos sin gente como Joaquín, que no dejaron que la música se perdiera". Fruto de ese compromiso, el diario cogió sus cámaras y se trasladó a una pequeña sala de grabación de Avilés (Tutú Estudios) para registrar uno de los romances tradicionales de Castilla -"El arriero de Bembibre"- embellecido por el sonido alegre de la pandereta y de la gaita. Hoy se podrá disfrutar del resultado en la web (www.laopiniondezamora.es) y las redes sociales. Los Tejedor estarán además el día 3 de diciembre en el concierto del Teatro Principal.

Sonido de gaita, pero no de cualquiera. José Manuel Tejedor es uno de los mayores especialistas del mundo, como lo acreditan sus tres premios Macallan (hoy llamados MacCrimmon), los Óscar de este peculiar instrumento. "Cuando tenía diez años comencé a tocar la gaita. Como mis padres me vieron tan interesado, me llevaron a tomar clases con Xuacu Amieva. Tocaba con mi hermano (tambor) en fiestas patronales, pasacalles...", rememora José Manuel. Después vino el Festival Intercéltico de Lorient y los primeros premios. Hoy Tejedor es uno de los intérpretes más acreditados del país. También un investigador que, junto con un amigo constructor, intenta sacar adelante un proyecto original, el "puntero cromático", un sistema para exprimir los sonidos la gaita de una forma más cómoda.

Su hermana Eva, por su parte, es una enamorada de la pandereta. "No me voy a ir sin que la pandereta tenga un lugar digno", se compromete la percusionista y vocalista, que precisamente narra la historia del valiente arriero de Bembibre en el vídeo que se estrena hoy. "En Asturias la música tradicional siempre estuvo viva, hace tiempo que dio un paso adelante y hoy está totalmente dignificada: es equitativa a cualquier otro estilo musical", defiende.

Los hermanos Tejedor -que vendrán a Zamora con el intérprete de buzuki Rubén Bada- reconocen que Asturias es sinónimo de "fiesta", aunque "la leyenda del gaitero juerguista se ha ido rompiendo". Las fiestas han seguido adelante, unidas a la rica gastronomía del norte, pero con un empujón hacia la modernidad. No en vano, la gaita ha pasado de ser un instrumento chillón que solo se podía tocar en la calle a otro atemperado, afinado, que aporta sonoridad y alegría.

Se da la circunstancia de que "la mitad" de los Tejedor radica en Zamora, concretamente en Rihonor de Castilla. Por eso, el concierto del próximo 3 de diciembre es muy especial para ellos. Un aliciente que se suma a la confesión de Eva. "Para mí será muy emocionante tocar delante de Joaquín Díaz, que ha sido siempre nuestro referente", reconoce. Los Tejedor mostrarán en el Principal que nacieron para ser músicos y que de la música viven. Como adelanto, la versión "asturianizada" de "El arriero de Bembibre", que ya se puede disfrutar a través de la web del diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine