06 de julio de 2017
06.07.2017
0/14

La última linotipia que funcionó en un diario español, icono de LA OPINIÓN-EL CORREO

07.07.2017 | 00:42

Nada más sobrepasar el umbral del acceso de la calle Misericordia un gigante de otro tiempo da la bienvenida: se trata de la última linotipia que funcionó en un periódico español y que no es otro que EL CORREO DE ZAMORA. El diario mantuvo en uso las maquinarias que revolucionaron la imprenta en el siglo XIX hasta la década de los 90 del pasado siglo, cuando se inició la informatización y se pasó a otra técnica de impresión: la litrografía "offset".

Finalizaba así un reinado que había durado más de un siglo desde que el alemán Ottmar Mergenthaler la inventara en 1886. Su nombre, linotipia, deriva, sin embargo, de la empresa francesa que desarrolló su fabricación: Lynotipe. En la máquina que "corona" la exposición puede leerse perfectamente los nombres de Mergenthaler y la data de la fabricación de la misma en Nueva York, adonde emigró el alemán. La fabricación, según se recoge en la placa metálica, se había realizado exprofeso para la Sociedad Lynotipe Española S. A.

Las linotipias y sus operarios, los linotipistas, trabajaban con plomo fundido, sobre el que se presionaban a través de un teclado los tipos de letra a utilizar para componer los textos facilitados por los periodistas.

La utilización de plomo fundido provocaba altas temperaturas que hacía agotador el trabajo en verano, pero, sobre todo, entraña un riesgo sanitario al trabajar con un metal altamente tóxico. Por ello, los linotipistas tenían que hacer paradas durante su jornada para beber leche como fórmula preventiva contra las posibles intoxicaciones, la enfermedad conocida como saturnismo.

Los linotipistas debían, además tener conocimientos de ortografía para evitar erratas que echaran a perder los textos elaborados por los periodistas y corregir, sin alterar los contenidos, aquellas faltas que hubieran cometidos los redactores. La aparición de este gigante del plomo revolucionó la composición tipográfica y con ella la edición de los periódicos, que pudieron ampliar paginación. Fue una auténtica revolución, equivalente a lo que en su día supuso la imprenta, y contribuyó enormemente a la difusión del hábito de la lectura y a la cultura, en general.

Junto a la linotipia, la exposición de los 120 años recupera también el antiguo laboratorio de revelado fotográfico que durante décadas se usó por el periódico: la magia del proceso del paso de un negativo a una fotografía es posible conocerla al detalle mediante la visita al laboratorio y también mediante los videos informativos que completan la muestra.

La exposición permanecerá abierta de 19 a 21.30 horas hasta este domingo 9 de julio. Después, las visitas podrán ser concertadas para grupos interesados en conocer la historia de una centuria en Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

120 Aniversario

La música se los lleva de calle

Vandalia Trío cautiva al público de Santa Clara con sus actuaciones

Historia notarial de un portavoz y paladín de la provincia

Historia notarial de un portavoz y paladín de la provincia

EL CORREO DE ZAMORA nace con un ideario político tradicionalista, pero la participación directa de...

Orígenes del cinematógrafo a través de El Correo de Zamora (1897-1916)

Orígenes del cinematógrafo a través de El Correo de Zamora (1897-1916)

Tras el kinescopio, en 1897, a principios del año siguiente fue la Compañía Imperial Japonesa la...

LA OPINIÓN-EL CORREO, cómplice de las empresas de Zamora

LA OPINIÓN-EL CORREO, cómplice de las empresas de Zamora

Las cabezas visibles de los principales negocios, colectivos y marcas de garantía de la provincia...

La Opinión- El Correo de Zamora: 120 años en 120 páginas

La Opinión- El Correo de Zamora: 120 años en 120 páginas

Expertos y colaboradores ofrecen una amplia visión de la provincia y del crucial papel del diario,...

De ciclista-cuartillero a cajista-tipógrafo

De ciclista-cuartillero a cajista-tipógrafo

Santiago Ruiz Pérez entró en 1965, con 14 años, contando y repartiendo periódicos en las oficinas...

Enlaces recomendados: Premios Cine