EMPRESAS CON HISTORIA

Quesos con mimo y fama internacional

Pago Los Vivales cosecha premios Cincho y World Cheese Awards en reconocimiento al buen hacer de esta quesería artesanal fundada por la familia Baltasar Moralejo e Hijos

28.02.2017 | 00:44
Quesos de diferente curación, con etiquetas de distinto color, elaborados por Pago Los Vivales.

La familia de los hermanos José Luis y Juan Ángel Moralejo lleva dedicándose durante más de medio siglo al sector cárnico y ellos quisieron hace doce años aúnar sus conocimientos del ovino con el buen saber hacer de los maestros queseros. De esta forma, nació Pago Los Vivales, una quesería artesanal que utiliza la leche de sus propias ovejas, criadas de forma natural, en condiciones de bienestar animal y con alimento de la mejor calidad.

Para ello, la finca Pago Los Vivales de Coreses dispone de los medios más avanzados en técnicas de alimentación, cría, ordeño y fabricación para cumplir con rigurosos parámetros de sanidad e higiene con respeto al medio ambiente y obtención como producto final de unos quesos con sabor único. Esa mimada elaboración ha sido reconocida ya en certámenes internacionales queseros como en la última edición de los Cincho, donde logró un oro y una plata; y de los World Cheese Awards, los premios mundiales del queso de los que Pago Los Vivales se llevó un oro y dos platas.

Trasladan 50 años de tradición familiar en el sector cárnico al ovino de leche y su transformación

La carta de quesos de Pago Los Vivales abarca los distintos grados de maduración adaptados al gusto de cada uno y todos ellos, desde los más tiernos a los más fuertes, atesoran diferentes premios en reconocimiento a su sabor. Aunque todos llevan el nombre de su cuna de origen, Pago Los Vivales, son fáciles de distinguir por su etiqueta. Así, la de color azul se corresponde con el queso tierno elaborado con leche cruda de oveja y tan sólo quince días de maduración, lo que le dota de un sabor "ligero, límpio y agradable a queso de oveja, con una textura firme y frágil, fácil de comer", según constata su ficha de cata. Ese sabor fue reconocido con el premio Cincho de Oro de 2016.

El queso semicurado, con etiqueta verde, se caracteriza por ser "muy fundente en boca, con reminiscencias a avellana" y obtuvo la medalla de plata en los World Cheese Awards de la campaña 2015-2016. Por su parte, el queso curado de etiqueta negra Pago Los Vivales acumula numerosos premios, entre ellos un super oro de la campaña 2015-2016 y una medalla de plata de la última edición de los World Cheese Awards. Del mismo modo, el reserva o etiqueta burdeos acumula este año un Cincho de plata y un oro en los World Cheese Awards mientras que el gran reserva de etiqueta gris llega avalado con una plata en ese último certamen.

Premios que se acumulan en las vitrinas de la finca Pago Los Vivales en reconocimiento al sabor tradicional que la familia Baltasar Moralejo e Hijos ha sabido dar a sus quesos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

120 Aniversario

La música se los lleva de calle

Vandalia Trío cautiva al público de Santa Clara con sus actuaciones

Historia notarial de un portavoz y paladín de la provincia

Historia notarial de un portavoz y paladín de la provincia

EL CORREO DE ZAMORA nace con un ideario político tradicionalista, pero la participación directa de...

Orígenes del cinematógrafo a través de El Correo de Zamora (1897-1916)

Orígenes del cinematógrafo a través de El Correo de Zamora (1897-1916)

Tras el kinescopio, en 1897, a principios del año siguiente fue la Compañía Imperial Japonesa la...

LA OPINIÓN-EL CORREO, cómplice de las empresas de Zamora

LA OPINIÓN-EL CORREO, cómplice de las empresas de Zamora

Las cabezas visibles de los principales negocios, colectivos y marcas de garantía de la provincia...

La Opinión- El Correo de Zamora: 120 años en 120 páginas

La Opinión- El Correo de Zamora: 120 años en 120 páginas

Expertos y colaboradores ofrecen una amplia visión de la provincia y del crucial papel del diario,...

De ciclista-cuartillero a cajista-tipógrafo

De ciclista-cuartillero a cajista-tipógrafo

Santiago Ruiz Pérez entró en 1965, con 14 años, contando y repartiendo periódicos en las oficinas...

Enlaces recomendados: Premios Cine