28 de diciembre de 2017
28.12.2017

La sequía y los precios ruinosos elevan a 200 millones las pérdidas en el campo

UPA-COAG tilda el año de "desastroso" y reclama a las administraciones un "plan de choque" ante las "alarmantes" previsiones para 2018

02.01.2018 | 00:56
Un agricultor saucano muestra un campo de colza seco en esta campaña.

La sequía y la "ruina" de los precios ha dado lugar a la "peor cosecha de cereal en 50 años en la provincia de Zamora" y ha generado unas pérdidas en el sector agrario y ganadero zamorano por encima de los 200 millones de euros. Es la estimación realizada por la Alianza UPA-COAG en el balance de un año agrario "desastroso"; por ello considera "insólito" que se otorgue a la renta agraria un crecimiento del 4,93 % con las "pérdidas millonarias" que han sufrido en la práctica totalidad de los sectores, especialmente cereales, patata y sector lácteo.

Para la organización, las consecuencias de las adversidades climatológicas sufridas han sido "nefastas" para los agricultores y ganaderos, que han perdido más de 200 millones en concepto de valor de la producción, llegando a porcentajes de pérdidas de hasta el 75 % en la cosecha de cereales secano y de un 40% en la producción de uva respecto a la media de los últimos 5 años en la provincia.

Siendo grave la situación, las previsiones en el inicio de 2018 son más alarmantes, por lo que la Alianza reclama a las administraciones un "plan de choque" contra la sequía similar a la que se puso en marcha en el año 2006 mediante los préstamos bonificados, subvencionando "no solo el 100% del coste financiero de la operación, sino también, al menos el 20 % del principal". Se trataría de una línea de financiación con ayuda directa, bien vía ICO o "minimis".

UPA-COAG reclama también políticas enfocadas a impulsar la incorporación de jóvenes y rechaza los datos oficiales del Gobierno regional, "puesto que no es cierto que se hayan producido 1.494 incorporaciones en el último ejercicio en Castilla y León, sino tan solo 956 solicitudes, 139 de las cuales se han solicitado en nuestra provincia".

La gestión del agua es otro de los caballos de batalla del sector, que este año ha percibido especialmente los efectos de la sequía. Por ello la Alianza reclama planes de cuenca "que conlleven una mejora en la regulación y un incremento en la capacidad de almacenamiento de agua", así como agilizar al máximo la resolución de los expedientes administrativos presentados ante la CHD al respecto de las comunidades de usuarios y de rotación de cultivos. "El sector requiere de una pronta respuesta en la adaptación a nuevos cultivos de regadío, más rentables, y para ello necesita de una cierta premura que le dote de seguridad previa a la siembra".

La crisis del sector lácteo es otra de las preocupaciones de la Alianza, especialmente por la incidencia en el vacuno, ovino y caprino, con cotizaciones bajas que están castigando "aún más" a los ganaderos en el primer trimestre del nuevo año.

Y ante la reforma de la PAC 2020-2027 que se abordará a lo largo del 2018, UPA-COAG reclama un "compromiso real para los verdaderos profesionales del sector", precios justos a los productores y la recuperación de las ayudas a zonas desfavorecidas.

En cuanto a la atención del gobierno regional, se cuestiona el presupuesto de la Consejería de Agricultura (PAC aparte), que es "casi un 30% inferior al que tuvo en 2009 (476 frente a 676 millones)". Además, "por mucho que se haya hecho valer que se hace un esfuerzo por la situación de sequía, el presupuesto sigue siendo inferior al que tuvo en cualquiera de los años desde 2007 hasta el año 2015".

La despoblación alarma y preocupa al mundo agrario, sobre todo en Castilla y León, la región que más ha sufrido la sangría. Por ello, la Alianza exige un "plan de medidas que pare este éxodo de población que afecta sobre todo al medio rural".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine