22 de noviembre de 2017
22.11.2017

¿Quién le pone el cascabel al gato?

La UE es incapaz de tomar una decisión definitiva sobre el glifosato, el herbicida más utilizado por la agricultura intensiva, cuya licencia actual de uso expira el 15 de diciembre

23.11.2017 | 01:02
Cultivo de cereales en la provincia de Zamora. El uso de herbicidas es habitual en la producción cerealista.

¿Quién le pone el cascabel al gato? Nadie se atreve. Son tantos los intereses que rodean al glifosato, el herbicida más potente -y más utilizado- del mundo que la UE sigue poniendo parches en su autorización de uso.Tras la reunión fallida del pasado 9 de noviembre, en la que los países europeos no se pusieron de acuerdo, Europa está obligada a tomar una decisión a la carrera porque la licencia actual expira el 15 de diciembre. Un nuevo intento para renovar la licencia se producirá en una nueva reunión que se celebrará el próximo 27 de noviembre. La Comisión Europea, a instancias del Parlamento comunitario ha rebajado de 10 a 5 años la licencia de uso de este herbicida, pero para lograr el acuerdo definitivo, según informa la agencia Efe, hace falta un apoyo por mayoría del 55% de los países, que representen el 65% de la población.

El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, asegura que la decisión sobre la renovación del herbicida, cuya licencia expira el 15 de diciembre, busca "garantizar la salud" de los ciudadanos europeos. "Todos queremos un resultado seguro y el mismo objetivo, una producción alimentaria ética, segura, sostenible, ecológica, con un efecto negativo mínimo sobre el medio ambiente y la salud. Eso es de sentido común", dijo el lunes el comisario en una audiencia conjunta de cuatro comisiones del Parlamento Europeo.

El objetivo de la Audiencia, según recoge Efeagro, tenía el objetivo de debatir sobre la iniciativa Ciudadana Europea que cuenta con más de un millón de firmas registradas en contra de esta renovación.

El comisario, según la misma fuente, destacó el papel de los plaguicidas y defendió que "hay que minimizar sus riesgos y buscar alternativas menos perjudiciales", y estimó que "si hubiera habido un plaguicida para la patata en el siglo XIX se hubiera evitado la hambruna en Irlanda".

La representante de la ICE sobre el glifosato, Mika Leandro, adelanta que "los ciudadanos europeos están muy preocupados" y pide a la Unión Europea que proponga "una prohibición" de la licencia de este herbicida, el más utilizado el mundo. "La CE puede proponer una prohibición y demostrar el liderazgo que es lo que pide el ciudadano europeo", dijo Leandro.

Un portavoz de la multinacional Monsanto, una de las firmas que comercializa este producto en todo el mundo, dijo a la agencia Efe que la seguridad del glifosato "ha sido avalada por las autoridades científicas europeas (ECHA y EFSA), las autoridades de Estados miembros como el BfR Alemán, y por las de países de todo el mundo como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Japón, entre otros". "Atendiendo a los criterios científicos, lo oportuno es proceder a su renovación durante el periodo máximo establecido en la normativa europea", consideró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine