21 de noviembre de 2017
21.11.2017
Sanabria-La Carballeda

Preocupación entre los ganaderos de Sanabria por los ataques del lobo

El cánido ocasiona la muerte de diez ovejas y 38 heridas en San Juan de la Cuesta, y lleva unos 30 animales eliminados en San Martín de Castañeda

23.11.2017 | 01:02

El lobo preocupa a los ganaderos del Parque Natural del Lago y de los alrededores porque en las últimas fechas está sembrando la muerte y cebándose en todo tipo de ganados. Ovejas, potros y terneros son víctimas de sus dentelladas.

El ataque de una manada de lobos provocó el pasado viernes la muerte de 10 ovejas, entre adultas y corderas, de una explotación ganadera en San Juan de la Cuesta, en el municipio de Robleda Cervantes. Además se registraron otros cuatro animales desaparecidos, un carnero y tres ovejas, y 38 heridas, 17 de ellas con desgarraduras importantes en garganta y vientre.

El ataque sobrevino a la puesta del sol en las inmediaciones del casco urbano de San Juan, en los parajes de Las Eras de Barrios y Devecina, cuando el ganadero José Antonio González regresaba a la nave. El grupo de ovejas quedó atrás con un mastín nuevo, que también sufrió heridas. Los lobos devoraron total o parcialmente ocho animales y solo se encontraron enteras dos ovejas.

Los servicios veterinarios de la entidad aseguradora examinaron ayer el estado de los animales, mientras que el sábado, la Guardería Medio Ambiental abrió el parte de daños.

A las pérdidas directas, hay que sumar "los abortos y los gastos en curar a las ovejas, aunque algunas no sobrevivirán por las infecciones".

El ganadero de San Juan de la Cuesta, José Antonio González Fernández, denunció que desde el 27 de octubre, la manada de lobos venía hostigando al rebaño, ya que los perros mastines que cuidan el ganado estaban permanentemente inquietos y defendiendo a las ovejas de la presencia cercana de la manada. Es una época especialmente complicada para el cuidado porque el rebaño es atraído por castañas y bellotas, o lo poco que pueden encontrar a estas alturas, pero que representa un manjar y un aporte alimenticio importante. Diez mastines y tres careas, además de la presencia de entre uno y dos pastores, sacan a diario a los animales.

José Antonio González denunció que "hay más lobos aquí y en el parque del Lago que en la Sierra de la Culebra". Hasta tres manadas de lobos se solapan en la zona de pastoreo de su explotación, con entre 5 y 7 miembros "sin que nadie ponga remedio". Criticó los comentarios de los grupos ecologistas de que si el lobo depreda al ganado es por falta de presas naturales.

Grupos familiares de 35 jabalíes y manadas de ciervas de 70 animales "se han visto comiendo los sembrados que he hecho en los planes silvopastorales. Luego no es por falta de presas silvestres, sino porque prefieren atacar a las ovejas.

En Paramio los jabalíes pasan por entre las casas del pueblo. Atacar a un jabalí para un lobo es un riesgo, mientras que atacar una oveja es más fácil". Para el ganadero "es imposible asumir más gastos. Mantener 10 mastines son 3.000 euros en pienso al año".

En cuanto al cercado de las áreas de pastoreo, en un territorio minifundista y comunal, indicó que "es imposible y económicamente una ruina e inviable". El ganadero de San Juan de la Cuesta mantiene una explotación de oveja serrana o sanabresa, que considera como la más apropiada para defenderse en un terreno difícil y riguroso.

Estos daños en la ganadería de San Juan se suman a los registrados en ganaderías de San Martín de Castañeda desde el comienzo del otoño, donde se han registrado una treintena de bajas, entre terneros, potros y ovejas.

Los ganaderos califican el otoño de preocupante. Una estimación de bajas apunta a un ternero y dos potros muertos, además de una decena de ovejas muertas, a lo que hay que sumar otros dos terneros heridos. Los afectados han denunciado los daños ante la Guardería Medioambiental.

Algunos de los ganaderos han optado por mantener encerrado el ganado hasta que se reduzca el riesgo de ataques por parte del predador.

Las ganaderías que se desplazan hasta la sierra en primavera también han registrado la muerte de al menos dos terneros desde la primavera, aunque se localizaron huesos, pero el recuento definitivo se hará cuando las reses regresen a las zonas bajas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine