21 de junio de 2017
21.06.2017
9/12

UCCL pide a la Junta el mecanismo "de minimis" para afrontar la sequía

Exigen la declaración de "zona catastrófica" en las áreas afectadas

23.06.2017 | 01:09

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) reclama que la Junta y el Ministerio de Agricultura (Mapama) activen el mecanismo de "minimis" para compensar a los agricultores las pérdidas por la sequía, para ello, el Gobierno debe declarar "zona catastrófica" las áreas afectadas y después solicitar a Bruselas las ayudas económicas, que podrían ser de hasta un máximo de 15.000 euros por explotación y año, durante tres años.

Las pérdidas ocasionadas tanto por la sequía como por las heladas han puesto en jaque a muchas explotaciones, que después de asumir los costes para plantar no podrán cosechar ni una espiga en muchos casos. Esta Organización Profesional Agraria calcula que incluso en las zonas menos dañadas de la provincia la producción en secano no alcanza en ningún caso la tonelada de cereal por hectárea, y que incluso en un 18% de la superficie cultivada "no entrarán las cosechadoras porque no hay nada que sacar".

Para los agricultores, esto se traduce en pérdidas directas de entre 300 y 350 euros por hectárea allí donde se obtienen menos de 800 kilogramos, y de hasta 600 euros por hectárea en las zonas que quedan sin cosechar, según los datos proporcionados ayer en rueda de prensa por los responsables de esta OPA.

Medidas insuficientes

La Unión considera insuficientes las medidas hasta ahora anunciadas por las administraciones autonómica y estatal, ya que no sirven para rescatar a un sector "cuya viabilidad está en peligro". Respecto a los préstamos, "solo se financian los intereses, y además supone endeudarse más, es decir, pan para hoy y hambre para mañana", en palabras de Enrique Cortés, delegado de UCCL en Zamora.

En cuanto al aplazamiento del pago de las cuotas a la Seguridad Social "significa que los agricultores tendrán que pagar el doble de aquí a seis meses, precisamente cuando estén en el momento más difícil porque tendrán que afrontar los costes del inicio de la próxima campaña sin dinero, después de no haber podido cosechar su producto", explica el responsable sindical, por eso desde UCCL reclaman que se suspendan temporalmente las cotizaciones sin que los agricultores pierdan las prestaciones que les reportarían. De igual modo, una rebaja en el IRPF supondría "una tomadura de pelo" ya que "si no generas ingresos, ¿qué IRPF vas a pagar", asevera Enrique Cortés, delegado provincial de UCCL. Por último, desde la Unión de Campesinos recuerdan que los adelantos de la PAC no son una medida excepcional, sino algo que se viene haciendo todos los años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine