31 de mayo de 2017
31.05.2017
7/7
Al grano

Quiero convertirme en tordo

Las cuitas que sufren estos días muchos propietarios por cuidar sus cerezas

03.06.2017 | 04:24
Quiero convertirme en tordo

Lo voy a hacer complicado: pido convertirme en Gregorio Samsa, ya saben, el personaje (raro) de Kafka más conocido que se metamorfoseó en un insecto sin clasificar. Demando transformarme en el susodicho y transmutarme en tordo. Sí, sí, en estornino, ese pájaro negro que grazna quejas en un tono estridente y provocador. Y, ¿por qué? Voy con la explicación.

Quiero volver a disfrutar del sabor redondo, maduro y carnoso de las cerezas. Hace años que las como verdes, insípidas, sin el azúcar propio que las distingue y que chupan 15 días antes de estar en su punto, ese tiempo que gestionan los tordos como nadie para ir comiéndoselas en su estado de plenitud. Yo no, yo verdes o nada.

He pasado el fin de semana en la finca, en el pueblo, en Sanzoles, donde se amontonan un puñado de árboles frutales. Tengo especial predilección por los cerezos. Uno de ellos, de una variedad temprana, dio el fruto antes de San Isidro. Ni probarlas. En dos días el rojo del árbol se transmutó en negro y después en verde, en hojas. Ahora, hay otros cuatro cerezos en sazón. Y estos días me he empleado a fondo, y sin éxito, en proteger las joyas coloradas. Afónico estoy, con un dolor de garganta de otorrino, desesperado y corrido.

Corre el rumor en el pueblo, porque todo se sabe, de que me he vuelto loco. Que me han oído gritar improperios en soledad, que corro como un desesperado de un lado a otro, siseando, gritando, insultando, maldiciendo. Y es verdad, no lo de la locura, que eso va en la condición, lo de los gritos.

Hasta desempolvé la escopeta de perdigones. "Quieto "parao"", me dijo un vecino, "que están prohibidas y los tordos son intocables, te van a cagar encima". Ni escopetas, ni redes (también prohibidas), ni plásticos espantapájaros (también prohibidos). Desesperado, lo hice: llené un bol con cerezas sin madurar y en esas estoy: comiendo masa verde. Sé que cuando vuelva a la finca ya no habrá nada, solo cuñas.

¿Entienden ahora mi obsesión por convertirme en tordo? En un animal protegido, que vive a cuerpo de rey.

P. D. Cuando las cogía verdes, el vendedor ambulante gritaba a todo pulmón: "Cerezas del Jerte, maduritas, muy ricas...". Para desesperarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Campo

La siembra directa gana casi 65.000 hectáreas en la región en ocho años
Tres personas siembran a mano en Sanabria hace varios años.

La siembra directa gana casi 65.000 hectáreas en la región en ocho años

Los cereales concentran el 88% de este sistema de producción que supone menos costes y un mayor...

Cambio climático: agosto es septiembre

Cambio climático: agosto es septiembre

Uvas tintas pintadas, las blancas maduras, almendras abiertas... ¿qué está pasando?

La sequía obliga a cerrar la campaña de riego un mes antes de lo previsto

La sequía obliga a cerrar la campaña de riego un mes antes de lo previsto

Aquellas comunidades que todavía no hayan alcanzado el cupo de los 3.000 metros cúbicos podrán...

Las altas temperaturas y las lluvias de julio adelantan el envero en los viñedos de la DO

Las altas temperaturas y las lluvias de julio adelantan el envero en los viñedos de la DO

El Consejo Regulador asegura que la vendimia no se efectuará antes de septiembre a pesar de la...

Asaja pide a la Junta que actúe contra la presencia de los topillos

Asaja pide a la Junta que actúe contra la presencia de los topillos

La organización agraria menciona un estudio que relaciona a estos roedores con la enfermedad de la...

La Junta destina 120.000 euros al mantenimiento de razas autóctonas

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Agricultura y...

Enlaces recomendados: Premios Cine