23 de febrero de 2017
23.02.2017
0/3

La provincia cuenta con 32.000 colmenas, el 83% de apicultores no profesionales

Productores de toda España se dan cita este fin de semana en Zamora para debatir sobre los problemas del sector

24.02.2017 | 00:53
Antonio Rodríguez, José Manuel de las Heras y Enrique Cortés.

Los montes de la provincia de Zamora albergan 32.000 colmenas repartidas en cientos de explotaciones de pequeño tamaño, de hecho, el 83% de ellas pertenecen a apicultores no profesionales. El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente considera apicultores profesionales a aquellos que poseen más de 150 colmenas. En el conjunto de Castilla y León hay 432.000 colmenas, el 67% de las cuales se encuentran en la provincia de Salamanca, donde abundan las grandes explotaciones que en muchos casos practican la trashumancia, mientras que en las ocho provincias restantes más del 80% de la producción corresponde a pequeños apicultores no profesionales. Esto explica los conflictos de intereses entre los grandes trashumantes y los pequeños apicultores, pero UCCL cree que la Administración "no está haciendo sus deberes en cuanto a la regulación del sector", pues creen que se debería "realizar el mapa floral para determinar la capacidad de cada zona y dónde se pueden y no pueden poner las colmenas", explica el coordinador provincial de Zamora, Enrique Cortés Calvo. La organización defiende que "si hay zonas con potencial desaprovechado lo lógico es que se utilicen".

Este esquema se repite a nivel nacional. En España hay 33.000 explotaciones, 8.500 profesionales y más de 22.000 no profesionales, que suman 2,8 millones de colmenas, y Castilla y León tiene el mayor número de apicultores, el 16% del total, seguida de Galicia, sin embargo Extremadura y Andalucía acumulan el mayor número de colmenas porque las explotaciones son más grandes cuanto más al sur se encuentran.

La atomización es uno de los principales problemas del sector y por tanto estará entre los temas que se tratarán en las IV Jornadas apícolas estatales de la "Unión de Uniones", que este año se celebrarán en Zamora, concretamente el próximo fin de semana, 25 y 26 de febrero, en La Alhóndiga, donde se darán cita apicultores de todo el país para intercambiar experiencias y debatir sobre el presente y el futuro de un sector que España lidera dentro de Europa con el 16% del total de la producción, muy por delante de Grecia y Francia que acumulan cerca de un 10% cada una.

Otros de los retos de los apicultores hoy en día son la varroa, un parásito que se está volviendo resistente a los métodos de control más comunes, y la competición de las mieles importadas de países como China "muchas veces utilizando países europeos como puente", asegura Cortés Calvo. UCCL reclama cambios en la normativa del etiquetado para evitar que se vendan tarros como "mezcla de mieles originarias y no originarias de la Unión Europea" porque "en muchos casos no son mieles, sino jarabes que vienen a España, se mezclan con miel de abeja y salen al mercado bajando muchísimo los precios y engañando al consumidor", argumenta el coordinador provincial.

Las jornadas se inaugurarán el sábado a las 10:30 horas con la presencia de autoridades municipales y provinciales, y se prolongarán durante todo el día y la mañana del domingo con conferencias sobre métodos de control de varroa, sistemas de seguridad para evitar robos en colmenas, el Plan Sanitario de Cataluña, una aplicación informática para la gestión integrada de la explotación apícola, la vespa velutina, la preparación de la piña invernal y la normativa de la calidad de la miel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine