Al grano

¿Por qué roban iglesias en los pueblos?

El ámbito rural se desmembra y la voluntad se ha suicidado

17.03.2016 | 00:53
¿Por qué roban iglesias en los pueblos?

Roban iglesias y viviendas y casetas de fincas y aperos de labranza y..., porque los pueblos están enfermos, no pueden defenderse solos y los que pueden defenderlos están ocupados en otras cosas más importantes. Los pueblos están muy débiles, dando las boqueadas porque han perdido mucha sangre. Sus defensas están muy gastadas, son viejas, viven a la intemperie y la helada disuelve los huesos y la voluntad.

Roban iglesias y viviendas y casetas de fincas y aperos de labranza, y..., porque antes se han llevado la voluntad y las ganas de trabajar en el campo, porque quienes tienen la potestad de ordenar lo que se mueve decidieron hace tiempo que había que concentrar industrias, negocios en general, centros sanitarios, la vida en las ciudades. Porque quienes hacen las leyes llevan años legislando para los grandes núcleos de población, dejando la miseria para las localidades pequeñas. Total, lo que se produce en los pueblos lo compramos más barato fuera. Y cuanta menos gente haya en el ámbito rural más biodiversidad, más fauna salvaje, más naturaleza (qué error, qué inmenso error, que dijo el otro).

Roban iglesias y viviendas y casetas de fincas y aperos de labranza y..., porque nadie está dispuesto a defenderlas. Porque, ahora sí, nadie quiere ir a una guerra que está perdida desde hace mucho tiempo. Porque quienes viven en los pueblos están vencidos y convencidos de que todo está consumado que ni sus hijos ni sus nietos se van a quedar a esperar el futuro con ellos. Que, y eso es más triste, sus descendientes no van a ser enterrados junto a ellos. La voluntad vive envuelta en un fular de soledad. La esencia -y la cultura- de los pueblos fue robada hace muchos años.

( Sé que me ha salido un artículo muy triste, pero la realidad no la difumina la incongruencia).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine