La Junta aprueba la Orden que permitirá realizar nuevas plantaciones vitícolas

El Boletín Oficial de Castilla y León publica mañana la normativa que regula el potencial de producción vitícola en la Comunidad.

01.02.2016 | 01:04
Un viñedo en la campiña zamorana

La Consejería de Agricultura y Ganadería publica mañana, lunes, en el Boletín Oficial de Castilla y León la Orden que regula el potencial de producción vitícola en la Comunidad. El nuevo escenario que permite esta normativa facilitará que la viticultura de Castilla y León siga ocupando una posición ventajosa de cara a la demanda actual, garantiza un crecimiento más sostenible y la posibilidad de realizar nuevas plantaciones tendrá también un efecto positivo ya que permitirá producir más vinos de calidad. Además, la Junta de Castilla y León está implantando nuevas medidas que simplificarán los procesos administrativos que han de realizar los viticultores.

La publicación de la Orden por la que se regula el potencial de producción vitícola en Castilla y León va a permitir que se puedan realizar nuevas plantaciones de viñedo. Para ello, los viticultores o bodegas que deseen plantar viñedo podrán hacerlo de tres formas: mediante la conversión de los derechos vigentes hasta 2020 en autorizaciones de plantación, arrancando viñedo viejo propio para obtener la autorización de replantación o con la obtención de nuevas autorizaciones de plantación de las concesiones otorgadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La principal prioridad para lograr la autorización de nueva plantación es ser joven agricultor instalado pero sin tener viñedo inscrito a su nombre en los diferentes Registros Vitícolas de España. Con el nuevo sistema de autorizaciones se evitarán los numerosos trámites burocráticos que conllevaba la utilización de los derechos ya que desaparecen las transferencias de estos entre viticultores. Este procedimiento suponía tramitar cerca de 1.400 expedientes anuales en la Comunidad y un coste adicional para el viticultor.

La nueva normativa prevé respetar las recomendaciones de las Organizaciones Profesionales reconocidas, incluidas las Denominaciones de Origen o Indicación Geográfica Protegida en las decisiones relativas a las limitaciones de plantaciones, pudiendo establecer restricciones en sus respectivas zonas.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha incluido en la nueva normativa una serie de medidas que contribuyen a facilitar las tramitaciones. Para simplificar la inscripción en varios registros oficiales, se incorpora la gestión del Registro Vitícola a la Sección Vitícola del Registro de Explotaciones de Castilla y León (REACYL).

Las mejoras se concretan también en la reducción de los plazos de resolución de los expedientes de replantación de viñedo y conversión de los derechos, pasando de seis a tres meses. Además, para facilitar la tramitación al viticultor, se reduce un 30 % el número de formularios de las solicitudes derivadas de la tramitación de actuaciones en materia vitícola, pasando de siete a cinco formularios.

Con la intención de facilitar las tareas administrativas que han de desarrollar los viticultores se podrá realizar la solicitud conjunta de las ayudas a los planes de restructuración y reconversión de viñedo, cuya Orden de convocatoria se publicará durante el mes de febrero. Esto permitirá solicitar en el mismo impreso la autorización de plantación y la petición de ayuda.

También se implementará la presentación telemática de las solicitudes de viñedo así como la notificación electrónica y el viticultor podrá acceder a los datos actualizados de su explotación de viñedo a través de la Ficha Vitícola Electrónica que se pondrá en marcha durante este año.

Durante las tres últimas décadas este sector en Castilla y León ha experimentado un continuo desarrollo. Actualmente la superficie plantada de viñedo es de 75.335 hectáreas, pertenecientes a 60.000 viticultores, de las que el 86 % se encuentran amparadas por figuras de calidad.

El pasado 31 de diciembre desaparecía el sistema de derechos de plantación de viñedo y pasaba a convertirse en un régimen de autorizaciones de plantaciones. La nueva normativa comunitaria se transpone a la legislación de la Comunidad a través de la Orden de regulación del potencial vitícola de Castilla y León que acaba de publicar la Consejería de Agricultura y Ganadería. Esta regulación supone una tendencia a una mayor libertad de actuaciones en la ordenación del sector aunque se mantiene la prohibición de plantaciones de viñedo hasta 2030, salvo en los casos que existan autorizaciones por las tres vías expuestas anteriormente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine