Mario Remesal | Rejadorada

La recuperación también llega al vino

Bodegueros de la DO consideran que la mejora de la economía ha influido en el aumento de las ventas durante 2015 l EE UU y China se consolidan como países compradores

05.01.2016 | 10:33

La recuperación económica que ha experimentado España durante este año ha influido en incremento de la venta de vino en la DO Toro durante 2015. Esa es la percepción que transmiten los bodegueros de esta Denominación de Origen que valoran que el crecimiento se ha producido tanto fuera como dentro de nuestras fronteras como explica Juan Antonio Fernández, de Bodegas Liberalia. "Nuestras ventas se han incrementado en un 12% en el interior y en un 18% en el exterior a pesar de que la mejora de la economía se produce de forma lenta todavía".

Una situación ante la que como valora Manuel Fariña, director de desarrollo de productos e innovación de Bodegas Fariña, "si notamos un ligero cambio en la percepción de la gente a nivel global tanto en España como fuera. La variación más importante que hemos experimentado se ha producido en la hostelería dónde ha comenzado a incrementarse la demanda que ha tenido un repunte a finales de año. Un cambio de tendencia en España que hemos percibido porque se ha vuelto a consumir más vino y de más valor".

Esta visión también es compartida Mario Remesal, gerente de Bodegas Rejadorada, quien asegura que "2015 ha sido un año positivo y lo hemos notado en un aumento en el consumo del vino tanto a nivel local como nacional. Una circunstancia que podría deberse a la mejora de la economía y al hecho de que la gente cada vez consume más. En cuanto a la exportación, también hemos incrementándolas cifras aunque estas no han sido tan altas como dentro de la geografía española".

Una venta al exterior cuyo peso en la economía de las bodegas cada vez está siendo mayor cómo valora Máximo San José, propietario de Bodegas Divina Proporción. "Nuestra producción anual se ha incrementado gracias a la comercialización de 300.000 botellas que nos supone un aumento de las ventas en torno al 20%. Un crecimiento donde el 50% del producto está destinado a la venta en España mientras que el otro 50% lo distribuimos en países europeos como Alemania, Holanda o Bélgica así fuera de la Unión Europea como Canadá, Estados Unidos, China o Brasil".

Dicha comercialización que se realiza fuera de nuestras fronteras será uno de los principales pilares en la DO Toro para este año donde, como afirma Manuel Fariña, "de cara al 2016 en Bodegas Fariña seguiremos haciendo una fuerte apuesta por la exportación. Creemos que en la misma puede estar el futuro del comercio del vino ya que hay países donde está creciendo mucho el consumo como es el caso de la zona de Norteamérica, Sudamérica y Asia".

Este cambio de tendencia tanto en el interior como el exterior de la geografía española se debe también a la mejora en la calidad de los vinos de Toro y su mayor grado de conocimiento por parte del consumidor. Una circunstancia que como explica Juan Antonio Fernández "ha cambiado mucho en los últimos años donde se ha ido eliminado la percepción por parte del consumidor de ser el vino de Toro más fuerte que el de otras Denominaciones de Origen. Una percepción lograda gracias al trabajo realizado en las viñas y bodegas que ha generado la obtención de reconocimientos en los principales certámenes vinícolas".

La uva adquiere una relevancia vital en cada añada. Para Máximo San José "fue muy buen en 2014 y en 2015 esta se prevé que sea aún mejor". Para Manuel Fariña "2014 fue una añada irregular aunque los vinos fueron agradables y permitieron romper el concepto de la dureza del vino de Toro y esperamos mejores vinos en 2015 a pesar de la sequía".

La ausencia de precipitaciones ha incidido como asegura Juan Antonio Fernández "en la campaña de vendimia donde el tamaño de la uva ha sido menor pero de mayor calidad permitiendo elaborar vinos de un alto valor". Una creación que ha generado como asegura Mario Remesal "muy buenas expectativas y consideramos que va a ser una buena añada para vinos de larga guarda".

Por otra parte, el año 2016 en el que Toro acogerá las Edades del Hombre será muy importante la ciudad y otros sectores como el vinícola. Una cita que cómo valora Juan Antonio Fernández "va a permitir un crecimiento en la ciudad. En el caso de Liberalia, estamos adecuando la bodega para las visitas que recibamos durante esas fechas".

La variación en el enoturismo contará con un mayor aumento del mismo y que conllevará para Manuel Fariña " que en Bodegas Fariña ampliemos los horarios de visita y organicemos aún más esta oferta a través de la creación de paquetes que faciliten al visitante el aprovechamiento del tiempo".

Un turismo vinícola que será uno de los principales reclamos con motivo de la muestra para la que Máximo San José asegura que "desde Divina Proporción continuaremos manteniendo la importancia que le damos al enoturismo el cual, este año, nos ha reportado más de 13.000 visitas. Aun así, posiblemente saquemos alguna edición de nuestros vinos con motivo de Las Edades del Hombre".

Una elaboración de vinos que en el caso de Bodegas Rejadorada ya se tenía previsto realizar este año, como asegura Mario Remesal, " un vino muy elegante en homenaje a la heroína de Toro, Antona García, y que coincidirá por casualidad con Las Edades del Hombre. Además, en la exposición de la bodega vamos a aumentar aún más la oferta cultural donde la vida de la misma tendrá una parte importante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine