ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
Javi Manzano | Divina Proporción

Un vino para presumir

Los bodegueros de la Denominación de Origen Toro esperan una buena añada, marcada por una sequía que ha influido en el tamaño y la calidad de la uva

16.12.2015 | 00:59
Vendimia en un viñedo de la campiña toresana.

Una buena añada con vinos que destacarán por su estructura, su color y su aroma agradable. Esas son algunas que las características que trasmiten los caldos que se están elaborando actualmente en las bodegas toresanas. Una campaña donde como asegura Manuel Fariña, director de desarrollo de productos e innovación de Bodegas Fariña, "la calidad de la uva ha sido muy alta con una buena maduración. Por lo tanto, es un año bueno para hacer cualquier tipo de vino, pero sobre todo será un gran año para hacer vinos de crianza".

Una visión compartida por Santos Calvo, presidente de la Bodega Cooperativa Covitoro, quien valora que "las sensaciones hasta el momento son positivas con una uva menor en tamaño pero de gran calidad". Una persecución que para otros como Antony Terryn, propietario de Bodegas Dominio del Bendito, "la campaña ha sido buena pero posiblemente no sea un gran año como mucha gente se imagina".

Un proceso de elaboración donde la calidad de fruto que ha permitido la creación de vinos que como afirma Juan Antonio Fernández, propietario de Bodegas Liberalia, "presentan muy buena estructura así como aromas y sabores Además el color también es muy importante este año ya que trasmite muy bien las características del vino de Toro".

Unas cualidades que permitirán elaborar cómo valora Javi Manzano, enólogo de Bodegas Divina Proporción, "vinos con mucha carga frutal y con una capacidad de envejecimiento relativamente elevada que serán muy limpios en nariz. Además, estos van a soportar muy bien la barrica por lo que será un año muy bueno para vinos de guarda".

Cualidades donde el tamaño de la uva, menor que en otras campañas, será otro factor importante como asegura Santos Calvo debido a que "habrá un mayor porcentaje de hollejo que es donde se concentra buena parte de las características que nosotros buscamos como son los taninos o el color". Una circunstancia donde la maceración y la extracción del fruto serán fundamentales para Manuel Fariña debido al hecho de que "la superficie de piel es mayor en relación al volumen del líquido".

Por otra parte, la sequía acontecida durante el año también ha influido en la elaboración. Una circunstancia que para Antony Terryn "se ha dejado notar. El factor hídrico ha influido de diferente forma dependiendo de cada viñedo. Un poco de agua a finales de verano hubiera permitido hacer mejores vinos, más equilibrados aunque ha sido una añada en la que no ha habido plagas". Una ausencia de lluvias que para Santos Calvo "ha propiciado una mayor graduación alcohólica que otros años. Una circunstancia debida a la concentración de azúcares y el aumentó del porcentaje del hollejo que forma la uva".

Además, la falta de precipitaciones ha generado como afirma Javi Manzano que "la uva haya entrado muy sana en bodega, con un sanitario excepcional. Este año muchas viñas que no han sido tratadas de ninguna forma no han presentado ningún tipo de problema". Una ausencia de lluvia que también ha permitido cómo valora Juan Antonio Fernández "que no hayan proliferado hongos que pueden producir aromas más desagradables".

En cuanto a la cantidad de uva recogida, la mayor parte de los bodegueros consideran suficiente la cantidad de fruto recolectado. Un fruto que ha permitido la elaboración de unos vinos que como asegura Manuel Fariña "están teniendo muy buena aceptación entre nuestros clientes". Una percepción compartida por Juan Antonio Fernández quien asegura que "la cata que estamos haciendo de nuestros vinos está siendo muy positiva tanto por nuestros enólogos como personas no expertas en la materia".

Por otra parte, los bodegueros consideran que la producción prevista para esta campaña permitirá abastecer con suficiencia la demanda existente con motivo de las Edades del Hombre. Una muestra que, como afirma Javi Manzano, "esperemos que el visitante quede satisfecho con nuestro producto para posteriormente solicitarlo en sus lugares de origen".

En definitiva, el color o el aroma sean algunas de las características que un vino de Toro en una campaña marcada por la sequía, el tamaño y la calidad del fruto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine