Coag solicia que no se demore el pago estatal de la remolacha

A diferencia de años anteriores, a partir de la PAC 2015 el cálculo se efectúa en función de la superficie sembrada

10.11.2015 | 12:47

Coag solicita a las distintas administraciones que no demoren el pago estatal acoplado al cultivo de remolacha, puesto que las Comunidades Autónomas ya han hecho llegar al FEGA el dato de siembras correspondiente a la PAC 2015, por lo que dicho organismo ya puede proceder al cálculo del importe unitario de ayuda por hectárea. En base al mismo, las CC.AA. podrían proceder al pago de la ayuda a los remolacheros a partir del 1 de diciembre con cargo a los fondos europeos.
 
A diferencia de años anteriores, a partir del 2015 el cálculo se efectúa en función de la superficie sembrada y no por las entregas de remolacha. En anualidades anteriores, el pago de la ayuda se retrasaba considerablemente hasta no verse finalizadas las entregas de la raíz en fábrica. Según estimaciones de COAG, y teniendo en cuenta el presupuesto estatal de 14.470.000 € disponible fijado para esta campaña para la zona norte, el importe unitario de la ayuda estará en torno a los 525 €/ha en la zona norte (Castilla y León, País Vasco, Rioja y Navarra). Las siembras rondan las 27.525 has, no superándose el límite cuantitativo de superficie máxima establecido en 32.500 has en siembra primaveral. A diferencia con esta zona, en la zona sur (Andalucía y Extremadura), que tiene un presupuesto fijado en 2.366.000 €, sí se ha superado la superficie límite establecida en 7.600 has, computándose unas siembras totales de 8.361 has. Por tanto, será necesaria la aplicación del correspondiente coeficiente corrector para el cálculo del importe de la ayuda. Si se computa toda la superficie el importe medio rondará los 283 €/ha.
 
Para poder percibir esta ayuda, además de haberla solicitado en la PAC 2015, la remolacha sembrada debe ser de alguna de las variedades autorizadas, se debe disponer de contrato con la industria azucarera para su transformación en azúcar, y la dosis mínima de siembra debe ser de 1 unidad por hectárea (ud/ha) en siembra primaveral y en la otoñal de regadío, y de 0,9 ud/ha en siembra otoñal de secano.
 
Teniendo en cuenta que ya no existe el obstáculo de no poder calcular el importe de la ayuda antes de la fecha tradicional genérica de pagos PAC, (el 1 de diciembre de cada campaña), el sector productor no entendería que se demorara el pago más allá de la primera quincena del mes de diciembre. Cabe recordar que la ayuda estatal acoplada, con cargo a fondos europeos, es esencial para garantizar un precio final de la remolacha suficientemente remunerativo que permita seguir manteniendo este cultivo que genera un importante tejido socio-económico en las zonas productoras. "La considerable merma de rentabilidad de este cultivo, consecuencia de la bajada impuesta en los precios institucionales tras las sucesivas reformas de la PAC, así como el desmesurado incremento del nivel de los costes de producción, hacen muy importante esta ayuda para los remolacheros", ha subrayado Fernando García, responsable del sector en COAG.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine