63 ganaderos mantienen la pureza de la raza asnal zamorano-leonesa

Villalcampo es el pueblo con más ejemplares, Demetrio Fernández en Gallegos del Río el mejor profesional y Consuelo Gabella en Domez, la mayor productora

29.09.2015 | 01:03
Uno de los ejemplares de la ganadería "En burro por Aliste", de San Juan del Rebollar.

La comarca de Aliste, Tábara y Alba y muy en concreto los municipios de Villalcampo y Gallegos del Río son el último paraíso para la supervivencia a corto y medio plazo de la pura sangre asnal de zamorana-leonesa, sin lugar a dudas una de las razas autóctonas más importantes de la península Ibérica a la que el éxito rural y la modernización de la agricultura, así como el abandono de la actividad por las viejas generaciones la ha colocado contra la cuerdas con el distintivo de peligro de extinción. Antaño en cada pueblo, al menos había una burra por familia, hoy en muchos ya no queda ni un sólo ejemplar delatando la amenaza real.

Las ayudas de la Diputación de Zamora se han convertido en imprescindibles para salvar una especie que en Aliste fue durante siglos la compañera inseparable de agricultores y ganaderos. En estos días los propietarios recibirán los 43.000 euros que ayudarán al mantenimiento y al fomento de alrededor de 207 ejemplares de pura sangre: de ellas 85 burras adultas paridas, 98 burresas del proyecto recría (nacidas entre los años 2011 y 2013) y un total de 23 garañones de pura sangre. La raza cuenta actualmente con unos 1.200 ejemplares inscritos en el Libro Genealógico. Sólo pueden recibir ayudas los ubicados en la provincia de Zamora.

De los 63 ganaderos que crían en pureza y se han acogido a las ayudas, casi la mitad, 29 solamente, cuentan con un ejemplar de Zamorano-Leonesa.

Jesús de Gabriel Pérez, natural de Villardondiego y uno de los promotores y alma de la Asociación Nacional de Criadores de la Raza Asnal Zamorano-Leonesa (Aszal), se ha convertido en el ganadero con más reses, con 35 ejemplares: de ellos 18 burras, 16 recrías y 1 garañón.

En el municipio de Gallegos del Río la mayor productora es la alcaldesa Consuelo Gabella, la cual, cuenta con 6 burras nodrizas en su pueblo, Domez de Alba, por las cuales recibirá 1.471 euros. En Gallegos del Río tenemos a uno de los ganaderos que mejores ejemplares está criando en los últimos años, Demetrio Fernández Carbajo que percibirá 831 euros por su burra y tres magnificas burresas listas para iniciarse en el mundo de la recría. En San Juan "En Burro por Aliste" recibe la misma cantidad tras renovar la ganadería con cuatro magnificas burresas.

La Tierra del Pan se une a la lucha por la supervivencia del asnal de la mano del joven ganadero Alberto Heras Hernández que en Andavías ha apostado por el vacuno de alistana y junto a ellas por dos burras, dos burresas y un garañón. Ambas razas fueron antaño compañeras inseparables.

En Ferreras de Abajo la ganadería "Sierra de la Culebra" promovida por los empresarios Simón García Taboada y Gregorio José San Pedro, cuenta con una burra y 3 recrías. Villalcampo es el pueblo con más ejemplares y allí hay que destacar la labor de familias como las de Adolfo Garzón San Miguel, ganadero a la antigua usanza y una de las personas mas comprometidas con la raza con 2 burras y una cría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine