Crisis del sector lácteo: "¿Por qué España no y Francia sí?"

Los ganaderos de la Marcha Blanca denuncian la falta de soluciones del Ministerio de Agricultura para el sector lácteo, mientras el país galo fija un precio "acorde con los costes"

04.09.2015 | 01:03
Participantes en la Marcha Blanca avanzan por tierras segovianas.

La Marcha Blanca, que partió desde León el 24 de agosto convocada por diferentes organizaciones agrarias, avanza por tierras segovianas con la vista puesta en Madrid, donde los ganaderos de vacuno de leche participarán en la manifestación que tendrá lugar este viernes. La etapa de ayer cubrió el tramo entre Sanchidrián (Ávila) y Villacastín (Segovia). Hoy los participantes partirán desde la localidad segoviana de San Rafael con destino a Guadarrama, en la Comunidad de Madrid. Cada etapa está arropada por entre 150 y 200 personas.

Fuentes de UCCL han indicado que la grave situación de precios y de mercado "desestabilizado" que sufren los ganaderos españoles no encuentra respuesta en el Ministerio de Agricultura, que sigue convocando reuniones de las que no sale ninguna solución.

Esta organización agraria considera que, puesto que el lácteo es un sector "deficitario y con un potencial productivo razonablemente reestructurado", es responsabilidad del Gobierno tutelar que el mercado no se vea alterado por prácticas abusivas de la industria, importaciones agresivas y disfunciones de la cadena alimentaria.

"Reconocida la situación de crisis del sector, el Ministerio de Agricultura español dice no poder, como sí es posible al parecer para el Gobierno francés, contribuir con diversas medidas a determinar un precio más acorde con los costes de producción que debería ser el objetivo a alcanzar para garantizar la supervivencia del sector productor de vacuno de leche en nuestro país", señala.

UCCL indica que la última oferta trasladada por el Ministerio al sector se limita a la vieja fórmula de concentrar la oferta y en una recomendación a industria y distribución para "llevarse bien" con la producción. A la vista de ello, sospecha que el Ministerio, o bien no tiene un diagnóstico sobre los motivos de esta crisis, o bien "mira para otro lado", algo que considera "grave".

Para esta organización, la inhibición del Ministerio en sus responsabilidades no es excusable ni siquiera en sectores en sobreproducción, pero resulta "inadmisible" en el sector lácteo, que según indica solo cuenta con una producción de 6,5 millones de toneladas para abastecer una demanda de diez millones. "Eso denota que existen causas más allá del funcionamiento normal del mercado", apostilla.

"Convendría que el Ministerio examinara, en aras a la mejor trazabilidad y trasparencia del mercado, los motivos por los cuales la leche desnatada importada a bajo precio (puesto que el valor residual de la nata y la mantequilla se queda en sus países de origen), que son las que arrastran a la baja la cotización en España, acaba en los lineales de la gran distribución exactamente al mismo precio que la leche entera", reclama.

UCCL pide al Ministerio que, al margen de otras medidas de apoyo a los ganaderos, multiplique la dotación en medios y personas de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para que dicho organismo pueda ejercer sus funciones de control y sanción, "bajo la directriz de perseguir las prácticas abusivas y desleales de la industria y la distribución con el sector productor".

La organización anima a agricultores y ganaderos a participar en las jornadas de marcha que transcurren por Segovia, así como en la manifestación que tendrá lugar en Madrid el viernes a partir de las 10.00 h desde el Puente de los Franceses.

Aunque el trazado de hoy, según informa la agencia Ical, contempla la ascensión al Puerto de Guadarrama por su cara norte, desde San Rafael, como si se tratara de una etapa ciclista, los ganaderos reconocen tener las mismas ganas, ilusión y empuje que el primer día. En opinión del presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, ya se dan por satisfechos al haber podido movilizar a la sociedad y a las administraciones.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, entiende que la solución para el conflicto de la leche "no es la subida de los precios de intervención", como piden España, Portugal, Francia e Italia.

Hogan, por el contrario, se ha mostrado más receptivo respecto a la idea de aumentar el porcentaje de anticipo de las ayudas a los ganaderos más allá del 50% actual. Este aumento permitiría "una inyección de liquidez importante" para muchas explotaciones, según ha explicado la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, quien ha adelantado que "el Ministerio tendrá todo preparado para que, a partir del día 16 de octubre, en el cual se abre el presupuesto comunitario" puedan darse "si las comunidades autónomas están en disposición de pagar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine